Plan de empresas para apoyar el desarrollo económico de la Región

EspañaDuero ultima este «ambicioso» proyecto que facilitará créditos a personas y emprendedores

María Luisa Lombardero presenta junto a Ángel Hermida el informe elaborado por Francisco García Navas y Felisa Becerra
María Luisa Lombardero presenta junto a Ángel Hermida el informe elaborado por Francisco García Navas y Felisa Becerra

EspañaDuero ultima un plan de empresas que tiene como objetivos favorecer el emprendimiento en Castilla y León pero también facilitar el acceso al crédito a personas para la compra de viviendas y a empresas para que puedan consolidar o hacer crecer sus proyectos.

Así lo anunciaba ayer la consejera delegada de la entidad financiera, María Luisa Lombardero, quien aseguraba que este «ambicioso» proyecto, como así lo definía, permitirá «doblar» la concesión de préstamos en la Comunidad. Aunque por prudencia no quiso dar másdatos de plan de empresas puesto que siguen trabajando en él, Lombardero sí que avanzaba que incluirá medidas de personal o de productos financieros, y que materializará el compromiso y la responsabilidad de EspañaDuero para aportar su granito de arena en el desarrollo económico y social de Castilla y León.

Menos actividad y empleo

La consejera delegada de EspañaDuero se expresaba de esta forma durante la presentación, ayer en León, del cuarto número de las «Previsiones Económicas de Castilla y León» de la entidad financiera. Unas predicciones que, a falta de que se conozcan los datos definitivos de 2015, se presentan positivas para el cierre del pasado año, ya que estiman un aumento del PIB en un 3,1 por ciento en la Comunidad, algo más del doble de los previsto en la Europa de la Unión. Si bien, los pronósticos de EspañaDuero para el presente ejercicio recién comenzado son un tanto inquietantes, debido, principalmente, a la inestabilidad política existente en nuestro país.

El informe de la entidad financiera augura una ligera desaceleración en la actividad económica y el empleo de Castilla y León para este 2016, cuya economía crecería en torno al 2,8 por ciento, tres décimas menos que lo previsto para el 2015.

Todos los sectores productivos podrían situarse en crecimientos cercanos al tres por ciento en casos como la construcción y los servicios, mientras que seguiría el impulso de la demanda, con un aumento del consumo privado del tres por ciento –cuatro décimas menos que en 2015- y la inversión un 3,1 por ciento. Por provincias, se estima que se producirá un crecimiento generalizado de la actividad económica, aunque «menos intenso» que el año pasado. De hecho, Salamanca y Segovia se prevé que tendrán los mayores incrementos, siempre por encima del tres por ciento, Valladolid, Burgos y Ávila tendrán un comportamiento similar al del conjunto de Castilla y León próximo al 2,8 por ciento y el resto de provincias tendrán un crecimiento inferior a este dato.