Política

Repunta el paro en octubre en casi cinco mil personas y en un entorno de incertidumbre

Pese a ello, la Junta destaca que este aumento es el menor registrado en la Región desde 1996

La Razón
La RazónLa Razón

Castilla y León ha arrancado este mes de noviembre con 4.764 personas más registradas en las listas del paro que las que había hace un mes. Lo que deja la cifra total de desempleados en la Comunidad en 147.354. Aunque si la comparativa se hace respecto al mes de octubre del pasado año, el desempleo cayó en la Región en 14.559 personas.

De todas formas, el noveno mes del año no suele ser bueno para el mercado de trabajo de España, en general, y de nuestra Comunidad, en particular, debido principalmente a que finalizan algunas actividades agrarias que dan mucho trabajo, como la vendimia, así como de las contrataciones llevadas a cabo en verano en el sector servicios.

De hecho, llama la atención el aumento del paro en 2.300 personas en la Agricultura y de 2.700 en el sector Servicios. Entre los datos más relevantes dados a conocer ayer por el Ministerio de Trabajo, Migraciones y Seguridad Social, cabe señalar que las mayores cifras de parados se registraron entre los mayores de 25 años, con 134.072, frente a los 13.282 menores de esta edad. Asimismo, se pone de manifiesto también que las mujeres siguen siendo mayoría en las listas del paro, con 87.004 de ellas sin trabajo por 60.350 hombres.

El desempleo aumentó en las nueve provincias de la Comunidad, con especial hincapié en la de León, donde se dispara un 3,7 por ciento, con 1.091 personas más sin trabajo hasta un total de 30.281 parados.

En lo que respecta a las contrataciones, Castilla y León cerró el mes de octubre con 104.454 contratos, un 17,75 por ciento más respecto a septiembre, al sumar 15.743 contratos. Si bien, nueve de cada diez de estos (94.655) fueron temporales temporal, y 9.799 indefinidos, de los que 3.274 fueron conversiones. Además, durante el pasado mes se realizaron 59 contratos a discapacitados.

Un total de 64.182 personas se beneficiaron el mes pasado de alguna prestación por desempleo, de los cuales 31.275 recibieron una prestación contributiva, 26.254 un subsidio, 6.109 una renta activa de inserción, y 544 participaron en programas de activación de empleo. Y respecto al paro de personas extranjeras, en Castilla y León se registraron 13.432, de un total de 390.190 en España, lo que representa un aumento de 1.052 personas con respecto al mes anterior.

Pero pese a que los datos del paro en octubre no son buenos, la afiliación a la Seguridad Social sí que es positiva, con 6.800 ocupados más en nuestra Comunidad respecto a septiembre, lo que deja la cifra en 926.185. de ellos, 729.256 están afiliados al Régimen General; 196.593 al de autónomos; 19.688 al del ámbito agrícola y ganadero; 18.299 al del Hogar; y 334 al del sector del Carbón.

Inestabilidad política

Una vez conocidos los datos, desde la Junta de Castilla y León reconocían que éstos no son buenos, aunque destacaban que a pesar de subir el paro el incremento ha sido el menor registrado en la serie histórica desde 1996. Además, según apuntaba el viceconsejero de Empleo, Mariano Gredilla, es el quinto año consecutivo en el que este incremento del desempleo en octubre es menor que el del año anterior, y ponía en valor que en los últimos cinco años el paro haya descendido en la Comunidad en 92.000 personas.

No lo veían de la misma forma desde organizaciones sindicales como la UGT, donde reclaman un plan de choque contra el desempleo y políticas activas que propicien un empleo estable y de calidad. CCOO, por su parte, pide una renta mínima de inserción complementaria con las prestaciones autonómicas para las personas y familias sin ingresos ni empleo.

Los empresarios insisten en que lo que necesita el mercado de trabajo es estabilidad política y certidumbre económica que, en su opinión, no hay en este momento. Mientras que entre los autónomos se muestran pesimistas por la pérdida de 483 trabajadores este mes, 769 en lo que va de año, y por las intenciones del Gobierno Sánchez de subir cotizaciones e impuestos como el diesel y la luz.

A nivel político, el PSOE denuncia la «precariedad» existente, asegura que los datos del paro son «engañosos» en la Región por la despoblación, y saca pecho por el aumento de la afiliación en España, que achaca al buen hacer de Pedro Sánchez. Por su parte, Podemos achaca los datos a la precariedad y la desigualdad existentes en la comunidad como consecuencia de las políticas del PP. Mientras que en Ciudadanos culpan tanto a populares como a socialistas del incremento del desempleo debido a la «pésima regulación laboral», y apuestan por medidas como el complemento salarial o por lo que ellos denominan como «flexiseguridad».

.