Sáez Aguado anima a vacunarse por razones de salud individual y colectiva

El consejero se inmuniza frente a la gripe en el arranque de la campaña que finaliza el 5 de diciembre

El consejero de Sanidad, Antonio María Sáez Aguado, acude a vacunarse contra la gripe
El consejero de Sanidad, Antonio María Sáez Aguado, acude a vacunarse contra la gripe

Comienza en nuestra Comunidad una nueva campaña de vacunación contra la gripe, que se prolongará hasta el próximo 5 de diciembre. El consejero de Sanidad, Antonio María Sáez Aguado, daba ayer ejemplo en Valladolid inmunizándose ante este virus, para después animar a toda la población a que haga lo mismo «por razones de salud tanto individual como colectiva». Además, según las primeras estimaciones, el virus de la gripe podría venir más agresivo este año, ya que se prevé un invierno más frío y húmedo.

La Consejería está preparada y dispone de 640.000 dosis antigripales, entre las 340.000 vacunas reforzada -para personas de setenta o más años-; otras 245.000 unidades de desarrollo celular para la población de entre 18 y 69 años; y 25.000 más para menores de edad. El consejero Sáez Aguado recordaba que la vacuna es la mejor fórmula existente para reducir las tasas de morbilidad, pero también para evitar el mayor número de bajas médicas laborales, que tanto dinero cuestan a los empresarios y Administración, así como hospitalizaciones y consultas.

Sáez Aguado aseguraba que uno de los objetivos, como cada año, es conseguir que cada vez más profesionales sanitarios se inmunicen frente a este virus (el pasado año se vacunó el 27 por ciento de los médicos de Atención Primaria y el 23 por ciento en Especializada) con el desafío de alcanzar el 30 por ciento. Si bien, el consejero de Sanidad se felicitaba, por el contrario, de que casi siete de cada diez personas de esta Comunidad mayores de 65 años se vacunaran contra el virus de la gripe en 2014, el porcentaje más alto de la España autonómica.

Por otra parte, preguntado por los periodistas acerca de la advertencia que hacían el pasado lunes los trabajadores del sector de Enfermería sobre los efectos que tendrá en la vacunación contra la gripe el hecho de que no se regule por ley la prescripción de medicamentos y productos sanitarios, la denominada «prescripción enfermera», el consejero de Sanidad entienda que tengan que pedir mejoras, pero contestaba que en cuestiones de salud pública «no puede haber un cambio de cromos». Y sobre las quejas del sindicato de Enfermería (Satse) de Castilla y León de que las vacunas antigripales suministradas a los centros de salud incumplen la normativa europea y española relativa a la bioseguridad, el consejero de Sanidad recordaba que en España sólo hay una compañía que comercializa estas vacunas, pero que en todo caso, «Castilla y León tiene un compromiso y cumple con la regulación en bioseguridad».