Sin financiación del Estado desaparecerán servicios básicos pero también municipios

La Razón
La RazónLa Razón

El Grupo Socialista de Castilla y León ha vuelto a mostrar su disconformidad sobre la reforma local del Gobierno Rajoy, que el pasado martes apoyara la Junta. En esta ocasión fue la vicesecretaria regional del PSOE, Ana Redondo, la que advirtió de que sin financiación del Estado pueden desaparecer servicios básicos, pero también municipios de nuestra Comunidad.

Asimismo, se pregntó cómo financiará el Ejecutivo autonómico los 331 millones extra, «calculados por la propia Junta», de la asunción de competencias municipales, en materia de Servicios Sociales, Educación y consultorios locales.

Ana Redondo añadió que «cómo va a asumir la Junta y con qué financiación, la reforma de los modelos de financiación autonómico y local que no van a estar listos y regirá los actuales», y avisó de que todas las comunidades, como lo ha hecho Castilla y León, van a plantear una dotación extra para asumir esos servicios.

Por este motivo, subrayó que «o el ministro de Hacienda y Administraciones Públicas, Cristóbal Montoro, está mintiendo al Gobierno Herrera, cosa que no me extrañaría nada; o la Administración regional está mintiendo a los castellanos y leoneses».

En este sentido, Ana Redondo indicó que si la comunidad autónoma acepta nuevas competencias como consecuencia de la aplicación de la reforma local sin la suficiente dotación económica, «la Junta se vería abocada a incrementar los precios de los servicios que presta y a transferir algunos de ellos a la iniciativa privada con el riesgo de que desaparezcan si no son rentables económicamente».

Y es que, la dirigente socialista señaló que «la aplicación de la reforma local del Estado, que una vez se apruebe se debe de cumplir, choca con la moratoria de tres años pactada por el PSOE, PP y Junta en el modelo territorial autonómico, en el que pedimos que no se toquen los Servicios Sociales durante ese tiempo».

Por este motivo, reiteró que el Gobierno Herrera deberá respaldar una ley que «tenga garantías y un marco financiero suficiente» para prestar las nuevas competencias que sean transferidas a nuestra Comunidad.

Además, la vicesecretaria regional del PSOE criticó que la Junta «esté más obsesionada por la financiación que por el modelo pactado, que es mejorable, pero que ha dado muy buenos resultados en Castilla y León». Al respecto, la dirigente socialista recordó que «con la colaboración entre las administraciones y la cofinanciación de los servicios, así como la participación ciudadana» ha servido para resolver los problemas «desde la cercanía y la transparencia, que es por lo que nosotros apostamos». «Una administración, una competencia suena bien en la práctica, pero supone una concentración en un único centro de decisión y sin financiación se suprimirá el servicio o se encarecerá», reiteró.

Ante esta situación Ana Redondo anunció que el Grupo Socialista en las Cortes regional va a presentar dos proposiciones no de ley al próximo pleno, del 10 y 11 de diciembre, una más encaminada a la valoración de la norma de racionalización y sostenibilidad de la administración local, y una segunda para que el Gobierno Herrera, con votos, si se muestra partidario de dotar a Castilla y León de un «suelo de gasto» para la prestación de los servicios públicos esenciales, aunque para ello se tenga que reformar el Estatuto de Autonomía.