Tudanca insiste en el impuesto a la banca para asegurar las pensiones

El líder socialista propone también salarios más altos, luchar contra el fraude y modificar la cotización de los autónomos

Luis Tudanca y Pedro González atienden a la prensa
Luis Tudanca y Pedro González atienden a la prensa

Ya lo dijo el pasado sábado Luis Tudanca, durante la asamblea abierta que organizaban los socialistas en Valladolid para hablar de las pensiones, con la presencia de Pedro Sánchez: «Nos vamos a meter hasta el cuello con las pensiones». Apenas dos días después de esta declaración, el secretario regional del PSOE presentaba un informe que ha aprobado su partido sobre la situación de las jubilaciones y los pensionistas en la Comunidad, que incluye también propuestas para dar solución a este problema que, según decía, «es dramático y preocupa y mucho a los ciudadanos».

Tudanca denunciaba que la mitad de los 561.000 pensionistas de la Comunidad cobran menos del salario mínimo inteprofesional, fijado actualmente en los 650 euros, o la «brecha salarial» existente entre hombres y mujeres. Al respecto, el dirigente socialista apuntaba que un jubilado cobra una pensión media de 1.100 euros mientras la de una mujer es de 699, 411 euros menos. «Es vergonzoso», decía, al advertir también de la «desigualdad» entre provincias, cuando, según este informe, un pensionista de Valladolid cobra de media 1.032 euros por los 770 de un zamorano, siendo la media en Castilla y León de 912 euros, por los 926 en la España autonómica.

Tudanca alertaba de la «pérdida de poder adquisitivo» de los pensionistas en los últimos años, «gracias al hachazo de Rajoy suprimiendo la revalorización automática de la pensión en función del IPC». «Algo que, insistía, ha supuesto la pérdida de 124 millones de euros para los pensionistas de Castilla y León». Por el contrario, sacaba pecho de la herencia que dejaron los socialistas durante el Gobierno de Zapatero, «con un incremento del 50 por ciento de las pensiones en ocho años de mandato y una hucha con 67.000 millones de euros», para volver a atizar a Rajoy acusándole de haber dilapidado esta herencia.

Ante esta tesitura, Tudanca planteaba las soluciones del PSOE: recuperar el consenso del Pacto de Toledo, «dinamitado por el PP»; modificar las cotizaciones de los autónomos; luchar contra el fraude; y, sobre todo, un nuevo estatuto de los trabajadores con salarios más altos para mejorar las pensiones del mañana; y un impuesto a la banca «para que devuelvan también a la sociedad algo de lo que han recibido en el rescate financiero».

Por otro lado, preguntado acerca de la denuncia realizada por el Colegio Oficial de Médicos de Castilla y León acerca de la utilización partidista que se está haciendo desde algunos partidos políticos de la Comunidad, Tudanca contestaba que el PSOE hace y seguirá haciendo política en defensa de la Sanidad pública y su mejora. «Claro que haremos política ante la gestión deficiente que está haciendo la Junta», afirmaba Tudanca, quien no renunciará a hacer política ni a tomar decisiones con este y otros temas que afectan a la Comunidad.

En este sentido, el líder socialista ponía como ejemplo que el PSOE hará un uso partidista denunciando la privatización del Hospital de Burgos, promoviendo una reforma del Estatuto de Autonomía para blindar el suelo social y presentando un Plan de Inversiones Sociales Prioritarias.