Cataluña

El temporal deja al menos un muerto y cinco desaparecidos en Cataluña

Protección civil encuentra el cuerpo sin vida de un vecino de Arenys de Munt. Los equipos de rescate buscan a una madre y su hijo que vivían junto al río Francolí, a un camionero que iba en un vehículo encontrado en el mismo río y a dos personas arrastradas por la riada cuando iban en coche a la Espluga de Francolí

Protección civil encuentra el cuerpo sin vida de un vecino de Arenys de Munt. Los equipos de rescate buscan a una madre y su hijo que vivían junto al río Francolí y a otras dos personas en iban en un vehículo que han encontrado volcado en el mismo río

Publicidad

Quedaban quince minutos para que dieran las dos de la madrugada, cuando un vecino de 75 años de Arenys de Munt (Barcelona) decidió salir de casa para recuperar el coche que había aparcado en la Rambla Riera i Penya. Llovía a mares. Protección Civil había advertido la tarde del día anterior de que se retiraran los vehículos aparcados en zonas inundables, pero, sobre todo, que nadie se fiara de los ríos que parecen secos o con poca agua y de las rieras, muy propias del litoral catalán.

El hombre se vio sorprendido por una repentina tromba que se lo llevó riera abajo. Los vecinos tuvieron tiempo de verlo y llamar a los bomberos que, tras una noche de búsqueda junto a los Mossos d’Esquadra, ya por la mañana, encontraron el cuerpo sin vida del hombre en la playa de Caldes d’Estrac, a cinco kilómetros. Uno de los vecinos que grabó la escena contó que el agua apenas le llegaba a las rodillas, pero de repente bajó con tal fuerza que se lo llevó calle abajo.

El paso de la Depresión Aislada en Niveles Bajos (DANA) se cebó de nuevo con las comarcas del Maresme (Barcelona), una zona costera donde las rieras se han convertido en una calle más de muchos pueblos. La alcaldesa de Arenys de Munt, Anabel Moreno, lamentaba que los vecinos “hemos perdido el respeto a las rieras, porque las hemos cubierto e integrado en el paisaje urbano” y que con las tormentas que vienen con el cambio climático, “haríamos bien de volver a respetarlas”.

Publicidad

Pero donde el temporal de levante causó más estragos fue en los municipios que baña el río Francolí, donde desaparecieron cinco personas.

Publicidad

Los Bomberos de la Generalitat tratan de localizar a un camionero de origen belga cuyo vehículo ha sido localizado en el río Francolí, en L'Espluga de Francolí (Tarragona), con lo que sería la quinta persona que habría desaparecido debido a las lluvias torrenciales de la pasada noche en Cataluña.

Según han informado los Bomberos, el consulado belga ha confirmado a través de los Mossos d'Esquadra la desaparición de esta persona, la quinta a la que buscan ahora los equipos de emergencia, junto a dos desaparecidos en Vilaverd (Tarragona) y otros dos que circulaban en un turismo en L'Espluga de Francolí (Tarragona).

Además del camionero, buscan a una madre y su hijo, a quien anoche el agua arrastró su casa móvil en Vilaverd, junto al río Francolí, y a otras dos personas -un vecino de Prades (Tarragona) y otro de L'Espluga de Francolí (Tarragona)- que circulaban en un turismo rojo que ha sido encontrado esta mañana volcado en el río, sin nadie dentro.

El río Francolí, que nace en las Montañas de Prades y desemboca en Tarragona, es el típico río del Mediterráneo que lleva poca agua, pero que cuando llueve su caudal puede crecer mucho. Lo que nadie esperaba es que el caudal se multiplicara por mil. Si normalmente a su paso por Tarragona, el río Francolí lleva un metro cúbico por segundo, ayer llegaron a bajar 1.230 metros cúbicos por segundo. El río Ebro, el más caudaloso de España, a su paso por Tortosa, suele llevar 140 metros cúbicos por segundo.

Publicidad

267 litros por metro cuadrado

El temporal de levante descargó lluvias torrenciales. En poco tiempo llovió a lo que no había llovido en todo el año. Sobre los municipios al pie de las Montañas de Prades llegaron a descargar 267 litros por metro cuadrado. Para hacerse una idea de la magnitud de la tragedia, en Alforja, un municipio del Baix Camp, cayeron 264 litros por metro cuadrado, cuando desde enero apenas habían caído 196 litros. En el municipio de Vilaverd, en la comarca de la Conca de Barberà (Tarragona), el Francolí se llevó a dos personas. Se trata de dos miembros de la misma familia, una madre de 68 años y su hijo, de 42. El agua del río, que creció de manera repentina, se llevó una construcción prefabricada en la que vivían seis personas, levantada junto a una casa, en una finca cerca de río. Cuatro personas pudieron salir antes de que el agua arrasara con todo el bungalow instalados en el terreno de un familiar.

A trece kilómetros al norte, en la Espluga de Francolí, el río se llevó el vehículo rojo con dos ocupantes que también desaparecieron. A media mañana los equipos de rescate encontraron el coche vacío. Unos familiares habían alertado de la desaparición de estas personas.

Y ya por la tarde el consulado belga avisó de la desaparición de un camionero de esta nacionalidad. Los equipos de emergencias encotnraron el camión, también vacío, en el mismo río.

En la misma zona, los equipos de emergencias rescataron a tres personas que quedaron atrapadas en una furgoneta que se encontraba en medio del río y a dos mujeres encerradas en su coche tras caerles encima un tejado.

La Espluga de Francolí fue uno de los municipios más castigados por el temporal. Los vecinos contaban que el río se transformó en un mar tremebundo. Denuncian que en el río había mucha maleza que podría haber provocado que el agua quedara acumulada hasta que arrasó con todo lo que tenía por delante. El río de llevó literalmente una bodega, un restaurante, dos almacenes, un puente y un parque infantil, además de decenas de árboles que dibujaban el cauce, vehículos y broza. La propietaria del Celler de Masdeu, Mariona Randé, no tenía fuerzas para ir a ver el lugar donde tenía la bodega. “El río nos lo ha robado todo, toda una vida, no tenemos ni una botella para vender. Nada. Toda la cosecha de este año, que había sido una de las mejores cosechas del mundo, se la ha llevado consigo”. El único consuelo que le quedaba es que sus hijos le prometieron volver a levantar el negocio.

Tres heridos en un cámping

El temporal originó un tornado en el cámping “Aqua” de Gualba (Barcelona) que destrozó varias caravanas. Tres personas fueron trasladadas al hospital de Sant Celoni con heridas de diversa consideración, aunque ninguna grave. Una niña de 7 años de edad, una mujer de 35 y un hombre de 44.

Protección Civil recibió 2.339 llamadas por incidencias. El temporal obligó además a cerrar colegios e institutos, cancelar rutas escolares, cortó 46 carreteras, dejó sin luz a 24.000 personas y causó serias demoras en la red ferroviaria.

24.000 abonados sin luz

El temporal de lluvias que afecta en las últimas horas a Cataluña ha provocado la pérdida del suministro eléctrico a unos 24.000 abonados en toda la región, de ellos 4.000 en la localidad barcelonesa de Arenys de Mar, informó Protección Civil. Los municipios más afectados son Sant Hilari Sacalm, Arbúcies, L’Espluga de Francolí y Breda. También localidades del Maresme como Cebrià de Vallalata, Calella y Cabrils.

En Prades, Cambrils, Reus, Moià, Matadepera y otros municipios también hay usuarios sin luz.

Carreteras Afectadas

Un total de 46 carreteras están cortadas pasadas las 10.30 horas de este miércoles a causa del temporal de lluvias en Catalunya, ha informado el Servei Català de Trànsit (SCT).

Por provincias, en Tarragona hay 15 tramos afectados; en Girona, 14; en Lleida, 10, y en Barcelona hay siete.

Entre las carreteras cortadas hay la N-II a la altura de Mollerussa (Lleida), la BV-2242 en Piera y la BV-2249 en Gelida (Barcelona), la C-233 en Castelldans (Lleida) y la C-240z en Vilaverd (Tarragona), entre otras

Escuelas Cerradas

La Generalitat ha decidido cerrar cuatro escuelas en Lleida (en Fondarells, Torregrossa y Castelldans) y un instituto en Mollerussa. Además, hay 24 rutas afectadas.

En Tarragona, se han cerrado los colegios de Riudecols, Espluga de Francolí, la Escuela de Adultos y el Edificio de la ESO de Mare de Déu de la Serra en Montblanc; la escuela de Prades; la zona infantil de la escuela Joian Ardèvol de Cambrils, y la escuela de Vimbodí.

Y en Girona, se han suspendido clases en Llancà; Sant Pere Pescador, Riells y Viabrea, y Colera.

Trenes con demoras

El temporal ha provocado cortes en varios tramos de la red ferroviaria, y durante la mañana de este miércoles, el servicio de cercanías circulará con importantes demoras debido a las condiciones meteorológicas.

A las 06.00 horas, Renfe ha informado de que se ha interrumpido el servicio entre L’Hospitalet de l’Infant y Salou, en Tarragona, lo que ha afectado a los trenes de la línea R16 y ha obligado a establecer una ruta alternativa por carretera, y ha suspendido el servicio de Larga Distancia, con opción de reembolso o cambio del billete para los viajeros.

En los tramos Lleida, Tarragona y Lleida, Sant Vicenç de Calders se encuentran sin servicio las líneas R14 y R15 por importantes daños causados en la vía, y entre Vinaixa (Lleida) y Riu Milans (Tarragona), se ha producido el descarrilamiento de una locomotora de la empresa CAPTRAIN en el que el maquinista ha resultado herido.

La línea Calella, Maçanet se encuentra sin servicio en este tramo por una chapa metálica que ha caído sobre la catenaria por los fuertes vientos en la zona, por lo que los trenes de la R1 inician o finalizan su servicio en Arenys de Mar, y se ha establecido una ruta alternativa por carretera entre Calella y Mataró.

También en la R1 se circula por vía única entre las estaciones de Vilassar de Mar y Mataró a causa del fuerte oleaje, ya que las vías en este tramo se ubican muy cerca de la playa y en caso de temporal el agua puede llegar a invadir los raíles.

Asimismo, esta mañana se ha producido un atropello mortal en la estación de L’Hospitalet de Llobregat (Barcelona), que si bien Renfe no lo relaciona directamente con el temporal sí que ha afectado con retrasos al servicio de las líneas R1, R3 y R4 hasta el levantamiento del cadáver a las 08.45 horas.

Entre los municipios tarraconenses de Guiamets, y Mòra la Nova, los trenes de la línea R15 inician su recorrido en Reus, y entre Ribes de Fresser y La Molina (Girona), la caída de un árbol sobre la catenaria impide la circulación en este tramo y ha obligado a habilitar un servicio alternativo por carretera.

También se mantiene interrumpida por acumulación de agua en la zona de vías el recorrido entre Bell-lloc (Lleida) y Mollerussa (Lleida), donde circulan convoyes de la línea R12.

Por último, a causa de las inundaciones, el servicio ferroviario internacional de la zona de Perpiñán (Francia) solo presta su servicio hasta Figueres (Girona) para los viajeros con destino a este municipio y a Girona, mientras que el resto de servicios de Alta Velocidad funcionan con normalidad.

Los 19 pasajeros del último tren de ayer entre Tortosa y Barcelona y los 60 del Talgo Murcia, L’Aldea tuvieron que quedarse dentro del convoy en Cambrils y L’Aldea, respectivamente, debido a la imposibilidad de Renfe de ofrecer una alternativa por carretera, hasta que agentes de Protección Civil consiguieron transportarlos a Tarragona.

Cambio climático

Apenas quince días después de que la Unión por el Mediterráneo hiciera público el primer informe científico sobre el impacto del cambio climático y medioambiental en la región mediterránea, con el primer episodio de lluvias generosas del otoño ha llegado un temporal en mayúsculas. El estudio, en el que han trabajado durante cuatro años 85 científicos de los 20 países de la red mediterránea de expertos en el cambio climático y medioambiental (MedECC), alerta de que el Mediterráneo se está calentando un 20% más rápido que la media global. Con las políticas actuales y sin medidas adicionales, la temperatura regional aumentará 2,2 grados en 2040, esto es en sólo veinte años. Una barbaridad, porque “cada grado que aumenta tiene consecuencias devastadoras”, advierte Wolfgram Cramer, coordinador del estudio, como que haya menos episodios de lluvia que provocarán sequía, pero más tormentas virulentas, sobre todo, en las zonas costeras