Aumenta la tensión entre UDC y CDC por las críticas a Duran

El diputado de CIU, Josep Sànchez i Llibre,durante su intervención en el pleno del Congreso de los Diputados.
El diputado de CIU, Josep Sànchez i Llibre,durante su intervención en el pleno del Congreso de los Diputados.

Dirigentes de Unió han exigido hoy a CDC una rectificación por las "injerencias inadmisibles"y las críticas al líder democristiano, Josep Antoni Duran Lleida, al tiempo que han acusado a cuadros convergentes de querer provocar una "separación irreversible".

Dirigentes de Unió han exigido hoy a CDC una rectificación por las "injerencias inadmisibles"y las críticas al líder democristiano, Josep Antoni Duran Lleida, al tiempo que han acusado a cuadros convergentes de querer provocar una "separación irreversible".

Este nuevo conflicto en el seno de CiU se produce en un momento en el que ERC presiona para firmar ya con CDC un principio de acuerdo sobre la hoja de ruta soberanista ante las elecciones del 27 de septiembre, un pacto que se podría rubricar en una nueva reunión mañana con las entidades soberanistas.

El origen de la nueva polémica son las críticas de dos alcaldes de CDC, que han cuestionado el papel de Duran al frente de CiU en el Congreso cuando se ha expresado en contra de la independencia, en un momento en que CDC apuesta por la secesión y UDC aún no ha definido su hoja de ruta, a la espera de la consulta interna del 14 de junio.

El alcalde de Mataró (Barcelona), Joan Mora (CDC), ha cuestionado la figura de Duran como líder de CiU en el Congreso al considerar que no deberían tener este cargo "alguien que tiene dudas"sobre el proceso soberanista, y ha pedido "corregir"esta situación de cara a las próximas generales.

Por su parte, la alcaldesa de Figueres (Girona), Marta Felip, también de CDC y candidata de CiU a la alcaldía, ha indicado que UDC "como partido"no es un obstáculo para la independencia, pero Duran, en cambio, lo "podría ser".

Ante estas críticas, que no son las primeras que ha recibido Duran desde CDC en los últimos tiempos, Unió ha cerrado filas en torno a su líder, en una demostración de fuerza de Duran Lleida ante aquellos que lo ponen en cuestión.

Así, los diputados y senadores democristianos en las Cortes Generales han acusado a cuadros de CDC de querer provocar una "separación irreversible"con unas declaraciones que han calificado de "gravísimas".

Con semblante serio y de forma enérgica, el diputado por Unió y mano derecha de Duran en el Congreso, Josep Sánchez Llibre, ha advertido de que UDC "no es un adversario o un enemigo, por mucho que quieran"los de CDC, a los que ha reclamado una "rectificación inmediata" para que la crisis interna "no vaya a más".

Por su parte, el presidente del Consejo Nacional de Unió, Josep Maria Pelegrí, ha denunciado "injerencias inadmisibles"de CDC.

"Es cansino y absolutamente injusto que se ponga en contraposición que Duran va en una dirección y Unió hacia otra", ha dicho Pelegrí, conseller de Agricultura del Govern, que ha asegurado que "no existe una disfunción"entre el partido y su líder.

Ante la negociación de CDC y ERC de una hoja de ruta soberanista en común ante el 27S, el vicesecretario general de Unió, Toni Font, ha avisado de que sólo discutirá con CDC el planteamiento que vote la militancia democristiana en la consulta interna del próximo 14 de junio, "sin imposiciones desde arriba ni desde fuera".

Por Twitter, también han exigido una rectificación inmediata la diputada de Unió en el Parlament y portavoz adjunta de CiU, Mercè Jou, y el eurodiputado Francesc Gambús, quien ha exclamado: "Candidatos a alcalde que creen que dando patadas al partido con el que van federados ganarán alguna cosa. Olé tú".

Asimismo, la ejecutiva local de Unió en Figueres ha exigido una rectificación a la alcaldesa Felip por sus "desafortunadas"críticas al líder de UDC, que, han advertido, perjudican al proceso soberanista y a su propia candidatura a la alcaldía.

En la misma línea, la ejecutiva local de Unió en Mataró ha pedido al alcalde saliente, Joan Mora, que "reconsidere"sus manifestaciones "injustificadas y poco oportunas"porque "no ayudan ni aportan nada"a la candidatura de CiU para las elecciones municipales de mayo, encabezada por el convergente Joaquim Fernández.