Política

Cifran en 16.000 euros los daños causados ayer en las protestas de Sants

El ayuntamiento de Barcelona ha cifrado en al menos 16.000 euros los daños causados anoche en el mobiliario urbano por los jóvenes encapuchados que protestaron por el desalojo y derribo del centro de Can Vies, en el barrio de Sants.

El ayuntamiento de Barcelona ha cifrado en al menos 16.000 euros los daños causados anoche en el mobiliario urbano por los jóvenes encapuchados que protestaron por el desalojo y derribo del centro de Can Vies, en el barrio de Sants.

Fuentes municipales han informado a Efe de que anoche se quemaron 16 contenedores y algunas papeleras, y se causaron daños en otro tipo de mobiliario, como señales de tráfico, marquesinas y paneles publicitarios.

Los encapuchados, que se enfrentaron a los agentes antidisturbios desplegados en el barrio, también provocaron importantes destrozos en entidades bancarias, en una de las cuales provocaron un incendio.

Durante los tres primeros días de protestas, el lunes, martes y miércoles, los manifestantes ha quemado cerca de 200 contenedores, y cada día unos 200 se han volcado en las calles del barrio.

Esta mañana en el edifico de Can Vies, que tiene una parte derruida, no trabaja ningún operario, mientras continúa en el lugar la excavadora que hace dos días quemaron los manifestantes que protestaban por el desalojo de este centro social ocupado desde hace 17 años.

La excavadora con la que se tenía que demoler el edificio está totalmente calcinada y tiene pintada la palabra "guerra".

También esta mañana una furgoneta de recogida de chatarra se ha llevado restos de metal del derribo de parte de Can Vías, que estaban en medio de los escombros, y que se encuentra sin vigilancia, ni de la seguridad privada del Metro, ni de la Guardia Urbana, como en días anteriores.

Can Vies tenía una torre que era el símbolo de la casa, que ya no existe, y ya solo queda en pie el edificio principal del inmueble, que estaba formado por dos fincas situadas en la calle Jocs Florals, delante del Centro Católico de Sants.

Muchos periodistas se han congregado desde primeras horas de hoy delante de Can Vies, donde estaba previsto celebrar una rueda de prensa con los miembros de la Plataforma de Apoyo a Can Vies, y que finalmente se celebrará en Can Batlló debido a la lluvia.