Colau quitará otro carril de la avenida Meridiana

El Ayuntamiento invertirá 6,6 millones en reformar el tramo de Mallorca a Fabra i Puig

Imagen de la reforma resultante de la Meridiana
Imagen de la reforma resultante de la Meridiana

El Ayuntamiento invertirá 6,6 millones en reformar el tramo de Mallorca a Fabra i Puig

El Ayuntamiento ha decidido poner por escrito una de las reformas urbanísticas pendientes en Barcelona. Es decir, la reforma de la avenida Meridiana entre la calle Mallorca y Fabra i Puig. O lo que es lo mismo, enmendar la anterior reforma para convertirla acercarla un poco más a los vecinos. La reforma, así pues, seguirá el patrón de las obras que ya se hicieron en el mandato anterior entre la plaza de las Glòries y la calle de Mallorca, con un carril menos de entrada a Barcelona y un carril bici central con zona ajardinada.

«Queremos conseguir que la Meridiana sea un espacio humano y deje de ser un lugar donde la gente tenga miedo para cruzar», afirmó ayer la teniente de alcalde de Urbanismo, Janet Sanz, quien se mostró convencida de poder culminar toda la transformación hasta Fabra i Puig en 2023. De hecho, la concejal avanzó que el Ayuntamiento está trabajando en el proyecto ejecutivo entre Navas de Tolosa y Fabra i Puig para que las obras no se detengan.

Por ahora, la Comisión de Gobierno ha aprobado el proyecto ejecutivo para reformar un tramo de 500 metros entre las calles de Mallorca y Navas de Tolosa. Las obras, con un presupuesto de 6,59 millones de euros, deben empezar en 2020. El tramo afectado será igual al existente entre Valencia y Mallorca: tres carriles de entrada y cuatro de salida; además de un carril bici bidireccional en el centro con una zona ajardinada, árboles y alumbrado.

Entre Mallorca y Navas de Tolosa, el Ayuntamiento prevé crear nuevos pasos de peatones para mejorar la conexión y se modificará la posición de la mayoría de los existentes para proyectarlos hacia las calles que cruzan la avenida. Además, en las intersecciones de las calles Nació, Trinxant (lado mar), Murcia, Tomàs i Padró y Palencia se ampliará la acera para facilitar el paso de los peatones. El carril bici que hay ahora en las aceras se podrá eliminar para incorporar grandes parterres alrededor de los plátanos existentes combinados con espacios de estancia.

La teniente de alcalde adelantó la voluntad ddel gobierno municipal de que en el próximo mandato, es decir, a partir de 2023, la transformación de la Meridiana aborde también el tramo entre Fabra i Puig y el puente de Sarajevo, para que sea «una calle urbana» y no una autopista. Sanz señaló que quieren trabajar con la Generalitat para alargar la reforma hasta el Nudo de la Trinidad.