«Cuidemos de los más pequeños para construir un futuro mejor»

El Hospital Sant Joan de Déu inicia la obras del nuevo centro de día con Xavi Hernández y La Caixa como primeros benefactores

La Razón
La RazónLa Razón

El Hospital Sant Joan de Déu presentó ayer un proyecto con mucha alma y valores: el nuevo hospital de día. Por ello, el gerente del centro, Manuel del Castillo, estuvo acompañado por Isidro Fainé, presidente de La Caixa y de la fundación de la entidad, y por Xavier Hernández, jugador del FC. Barcelona, y su mujer Núria Cunillera. Los tres son los primeros benefactores de una iniciativa que tiene por objetivo ofrecer a los más pequeños y sus familias un espacio «agradable y confortable».

De hecho, el reconocido hospital barcelonés cuenta ya con un centro de día para asistir a los más pequeños y atender, por ejemplo, a los pacientes oncológicos que deben someterse a quimioterapia o radioterapia sin necesidad de ingreso. Pero la dirección se ha propuesto mejorar estas instalaciones y la calidad de la atención médica y social. Para ello ha iniciado las obras del nuevo recinto que contará con una superficie de 850 metros cuadrados, lo que permitirá, entre otras cosas, duplicar la capacidad del hospital de día ya que pasará de tener doce a camas a 24. Además, el centro se equipará con la última tecnología médica. «La previsión es hacer 10.000 sesiones de tratamientos al año, frente a las 6.000 actuales, y ofrecer una mejor calidad a los niños, que pasan muchas horas en este servicio», dijo del Castillo.

El objetivo de la dirección es que a finales de año las nuevas instalaciones entren en funcionamiento, pero para su construcción necesitan un millón de euros de los que se han recaudado 100.000 gracias a la pareja Hernández y La Obra Social La Caixa. De hecho, la aportación de Xavi y su mujer fue idea de Núria a quien se le ocurrió donar los regalos de su boda al hospital. Por su parte, Fainé aseguró el compromiso de la entidad con el proyecto dada su importancia y necesidad. Cada vez son más los pacientes que, llegados de todas partes de España, acuden al Hospital Sant Joan de Déu por su calidad y excelencia, tanto médicas como humanas y poco a poco el recinto situado en lo alto de la montaña, entre Barcelona y L'Hospitalet se ha ido quedando pequeño. Por ello, «a pesar del dinero que nos falta –para alcanzar el millón de euros–, el proyecto seguirá adelante, sacaremos el dinero de donde sea necesario pero ya no vamos atrás», aseguró del Castillo.

Toda aportación será bienvenida, porque «la sonrisa de un niño es el mejor regalo», como reza en las hojas que adornan las columnas en forma de árbol que sostendrán el nuevo edificio. La frase es de Xavi. «Cuidemos de los más pequeños para construir un futuro mejor», insta Fainé en su mensaje. «Pequeños pacientes, grandes causas», recuerda Joaquim Erra, director general de Curia Principal de la Orden Hospitalaria de Sant Joan de Déu.