Detenida por lanzar grandes piedras contra los coches desde un puente de C-25

Una mujer de 51 años ha sido detenida como presunta autora de un delito contra la seguridad del tráfico por arrojar grandes piedras desde un puente contra los coches que circulaban por la carretera C-25, donde causó heridas graves a una conductora a la que rompió el parabrisas. Según ha informado hoy la policía autonómica, tras varias denuncias por el lanzamiento de piedras desde el puente, situado en el término municipal de Manresa (Barcelona), la Policía Local y el grupo de paisano de la comisaría de Manresa y agentes del Área Regional de Tráfico montaron un dispositivo que permitió detener ayer a la presunta autora.

Se trata de una mujer de 51 años, de nacionalidad española y vecina de Manresa, que está acusada de un delito contra la seguridad del tráfico, un delito de lesiones, una falta de lesiones y faltas de daños por el perjuicio causado a las víctimas por arrojar las piedras desde el puente contra los coches que circulaban por el carril de incorporación a la C-25 saliendo de Manresa. El primer incidente que se denunció sucedió alrededor de la 1 de la madrugada del pasado 25 de abril, cuando una persona que circulaba por la C-25 recibió el impacto de una piedra de grandes dimensiones en el vidrio delantero del vehículo.

La víctima sufrió lesiones en la cara, en el ojo y se rompió la clavícula y el omoplato. El segundo hecho denunciado se produjo el 25 de mayo alrededor de las 11 de la noche. Aquel día, la víctima manifestó que mientras circulaba por debajo de un puente de la C-25 sintió como le estallaba el vidrio y notó un fuerte golpe en el hombro derecho. Entre abril y junio, los Mossos tuvieron conocimiento de varios incidentes similares en este mismo punto de la vía y en la misma franja horaria, aunque sólo se denunciaron dos de los hechos. Tras ser interrogada en comisaria, la detenida quedó en libertad con cargos con la obligatoriedad de presentarse ante la autoridad judicial cuando sea requerida.