El Govern culpa al debate en el PP para no presentar los presupuestos

La Razón
La RazónLa Razón

Los gobiernos suelen felicitarse por el acierto de sus iniciativas. En cambio, el gobierno de Artur Mas se felicita por su inacción. A muy pocos días de comenzar el mes de junio, el Govern todavía no ha presentado su proyecto de presupuestos para 2013, una estrategia que según el portavoz, Francesc Homs, está resultando muy efectiva para elevar varias décimas el techo de gasto de la Generalitat, que ahora se sitúa en el 1,2 por ciento sobre el PIB.

«Los hechos lo demuestran, ha tenido su efecto», se felicitó ayer Homs tras ser preguntado por la prórroga indefinida de los presupuestos de la Generalitat. Según el portavoz, la negativa del Govern a presentar presupuestos ha forzado al Gobierno a mover ficha para intentar que Cataluña dé un paso adelante y presente las cuentas de este año. En este contexto se sitúa, según la Generalitat, la reciente reunión del presidente del Gobierno, Mariano Rajoy, con sus barones para pactar un déficit a la carta.

Después de que la reunión de los barones acabara sin acuerdo y de que Rajoy diera un mes para lograr un pacto, se abre la posibilidad de que Cataluña pueda llegar al mes de agosto sin presupuestos, puesto que el proyecto necesitará varias semanas de trámite en el Parlament después de que se apruebe en el consell executiu.

Entretanto, continúan los contactos entre Gobierno y Generalitat, que podrían intensificarse entre el viernes y el sábado, puesto que el ministro de Economía, Luis de Guindos, acudirá a las jornadas que celebra el Círculo de Economía en Sitges. También Rajoy participará en esta cita, que podría servir para mantener alguna entrevista discreta. «Es evidente que hay una negociación bilateral, como es evidente que la hay entre el Gobierno y otros dirigentes del PP», dijo Homs.

Lo cierto es que la postura de la Generalitat levanta suspicacias en el resto de España porque hay presidentes autonómicos que temen que Cataluña acabe obteniendo el mayor techo de déficit de todo el Estado, ya que aspira a que su objetivo se sitúe en el 2,1 por ciento –por encima del 1,96 por ciento del año pasado–. «Que no sufran, que no habrá ningún privilegio para Cataluña. Nunca lo hemos pedido», afirmó el portavoz catalán.

Así las cosas, Cataluña seguirá al menos varias semanas siendo la única comunidad autónoma sin presupuestos.