El independentismo “se reafirma” en su reprobación al Rey en el Parlament

Aprobada en la cámara catalana una iniciativa de la CUP que también ratifica la resolución independentista del 9-N de 2015

Quim Torra junto a varios diputados de la bancada independentista en el Parlament.
Quim Torra junto a varios diputados de la bancada independentista en el Parlament.

Aprobada en la cámara catalana una iniciativa de la CUP que también ratifica la resolución independentista del 9-N

El independentismo se ha reafirmado hoy en su reprobación al Rey Felipe VI votando a favor de una propuesta de resolución presentada por la CUP en el Parlament a favor de la soberanía y que incluía también este punto: “El Parlamento de Cataluña se reafirma en su reprobación a Felipe VI por su posicionamiento y su intervención en relación al conflicto democrático que genera la negación de derechos civiles y políticos por parte del Estado español en Cataluña”. El texto ha salido adelante con 67 votos a favor, 29 en contra, 1 abstención y 35 diputados que no han votado.

Este gesto de JxCat, Esquerra y la CUP llega después de que el Tribunal Constitucional tumbara hace justo una semana la reprobación del Rey por su discurso tras el 1-O que impulsó la cámara catalana el 11 de octubre de 2018.

Además, a través de la nueva resolución, el Parlament se ratifica en la resolución independentista del 9 de noviembre de 2015 que anteponía la soberanía catalana al cumplimiento de las resoluciones del Tribunal Constitucional (TC), para impulsar leyes que aborden problemas sociales.

“El Parlament se reafirma en su disposición a ejercer de forma concreta el derecho a la autodeterminación, de acuerdo con la voluntad mayoritaria del pueblo de Cataluña, con o sin acuerdo del Estado español”, concluye el último punto de esta propuesta.

También ha salido adelante otra propuesta de resolución de ERC que pide que la Cámara catalana vuelva a apostar por la “abolición de una institución caduca y antidemocrática como la monarquía”, y declare su rechazo al discurso del Rey Felipe VI tras el 1-O y que hace referencia a la misma resolución suspendida por el TC, siguiendo la misma estela del texto de la formación antisistema.