El PP concluye que Mas sólo tiene un plan: la independencia unilateral

El PP de Cataluña ha llegado a la conclusión de que Artur Mas está distrayendo a la sociedad con su proyecto de consulta soberanista, pero en realidad tiene una idea muy clara de cómo lograr la secesión. «No hay plan B, es todo plan A. Hay un solo plan y éste acaba con una declaración unilateral de independencia», advirtió ayer el portavoz parlamentario del PP, Enric Millo, en una entrevista en Efe. Según esta teoría, el presidente de la Generalitat se dirige a unas elecciones anticipadas en las que buscará una mayoría soberanista para proclamar la independencia desde el Parlament, al estilo de Kosovo.

La interpretación del dirigente popular es que el presidente de la Generalitat es perfectamente consciente de que la consulta que pretende no es posible realizar, pero busca aprovechar el rechazo del Gobierno para alimentar las ansisas independentistas de los catalanes. Antes de convocar a las urnas, sin embargo, Mas se esforzará en presentar al Ejecutivo de Mariano Rajoy como «un Gobierno que no escucha».

¿Y qué papel juega ERC? Millo lo tiene claro. « A Esquerra le da igual lo que les pase a los catalanes. El único interés, su única prioridad por delante de cualquier otra, es el referéndum. Estarían dispuestos incluso a cargase Cataluña si conviniese, y ya la reconstruirían después cuando fuera un Estado independiente, con todo el sufrimiento que eso pueda provocar a centenares de miles de catalanes», dijo.

Según Millo, Esquerra es partidaria de realizar el referéndum a cualquier precio, incluso sin la autorización del Gobierno porque su convicción es que Rajoy no tendrá el valor de impedir la votación.

Entretanto, ¿entrará ERC en el Gobierno de la Generalitat? «No creo que entre. Si Esquerra lo hace será por una pura cuestión de distribución de poder, de tocar poder, pero creo que no necesita entrar en el Govern. Ha conseguido una cosa que no había pasado nunca en la historia de Cataluña: gobernar sin estar en el gobierno. No le interesa entrar. Todo lo demás es comedia», afirmó Millo. Y añadió: «¿Por qué entrar en un Govern condenado al fracaso, para asumir los costes de este fracaso, cuando puedes estar fuera, controlando, dominando, dirigiendo y conduciendo a Cataluña hacia tu proceso independentista?».

Para Millo, «eso sí es filibusterismo puro, decir públicamente que se está dispuesto a entrar, cuando ni le interesa ni le conviene asumir el desgaste de un Govern que está condenado al fracaso». El Govern dijo recientemente que será en enero cuando se decida su entrada.