ERC enfría la posibilidad de entrar a gobernar la Generalitat junto a CiU

Junqueras dijo que ERC estaría dispuesta a gobernar si se aclaraban la pregunta y la fecha.
Junqueras dijo que ERC estaría dispuesta a gobernar si se aclaraban la pregunta y la fecha.

BARCELONA- «No tienen ganas». Los dirigentes de CiU responden prácticamente de forma unánime con estas palabras cuando se les pregunta por la posibilidad de que ERC entre a gobernar la Generalitat ahora que se ha aclarado la pregunta de la consulta. A los republicanos les ha ido muy bien hasta ahora como socios parlamentarios de CiU y no ven la necesidad de convertirse en socios de gobierno. «Hasta ahora la colaboración desde fuera ha sido muy buena, la aportación de ERC ha sido positiva y como esta fórmula ha funcionado bien hasta ahora , a nosotros de entrada ya nos parece bien mantenerla», afirmó el portavoz adjunto de Esquerra, Oriol Amorós.

Sin embargo, Oriol Junqueras ha dicho en múltiples ocasiones que su formación estaba dispuesta a formar una coalición de gobierno siempre y cuando se despejara el camino hacia la consulta. Aclarada la fecha y la pregunta, Junqueras tiene más complicado justificar su negativa para formar gobierno.

La llamada de Mas

En todo esto, Artur Mas tiene mucho que decir, ya que el propio Junqueras emplazó al presidente de la Generalitat a lanzar una llamada a ERC para gobernar. Pero Mas quiere medir los tiempos. Al cierre de esta edición, cuando el presidente de la Generalitat todavía no había intervenido en la entrevista de TV3, no había noticias de una llamada a Junqueras para implicarse en el gobierno de la Generalitat.

Lo único que parece claro por el momento es que el sueño de Convergència por formar una gran coalición electoral de «consultistas» en las próximas europeas se diluye por completo. CDC deseaba presentarse a estos comicios de mayo de 2014 bajo el mismo paraguas que Unió, ERC, ICV y CUP y demostrar de que son capaces los partidarios de ejercer el derecho a decidir.

Pero la idea, que serviría a Convergència para disfrazar el retroceso electoral que pronostican las encuestas, no tiene posibilidades de prosperar. Así al menos lo reconoció Unió Democràtica. «Aquello de intentar sumar todos los partidos favorables a la consulta es evidente que ya no es posible», afirmó el conseller del Interior y presidente del Consell Nacional de Unió, Ramon Espadaler, tras recordar que ICV ya se ha desmarcado del pacto.

Asimismo, Espadaler, en la conferencia de prensa posterior a la reunión de la dirección permanente de UDC, subrayó que ERC ha abierto conversaciones con otras fuerzas del País Vasco, como es el caso de Bildu.

«ERC ya ha tomado partido de alguna manera, así que apreciamos poca viabilidad», afirmó el dirigente democristiano al ser preguntado por la propuesta de una candidatura de fuerzas favorables a la consulta de su socio de federación, Convergència Democràtica de Catalunya (CDC).

De hecho, ERC ya ha escogido como candidato al filósofo Josep Maria Terricabras. Pero ni aún habiendo seleccionado a su cabeza de lista sin consensuarlo con Convergència, los nacionalistas renunciaron a la idea de una «candidatura de país». De hecho, los convergentes rogaron a ERC que reflexionaron sobre la conveniencia de formar una gran coalición electoral y no pusieran problemas en asumir la figura de Terricabras con el argumento de que se trataba de un independiente, al igual que Ramon Tremosa.