García-Albiol: «Cataluña no puede estar en manos de la CUP, un partido antisistema»

El líder del PP en el Parlamento catalá, Xavier García-Albiol, ha reconocido en una entrevista hoy en Onda Cero que van a presentar el recurso de amparo ante el TC y que espera que "en un momento excepcional, la respuesta tiene que estar a la altura de las circunstancias».

El líder del PP en el Parlamento catalá, Xavier García-Albiol, ha reconocido que hay dudas sobre si el Tribunal Constitucional admitirá un recurso de amparo de los parlamentarios catalanes para evitar que se convoque un pleno para aprobar la declaración de ruptura, pero ha defendido, en la entrevista que le ha realizado Carlos Alsina en el programa "Más de uno"de Onda Cero, que, ante "un hecho excepcional"y sin precedentes como es éste, esta vía "tiene opciones".

Sobre si PSC y Ciudadanos estarán por la labor de que ese recurso de amparo se presente de forma conjunta entre los tres partidos, García-Albiol ha asegurado que “en las últimas horas he podido escuchar que tanto el Partido Socialista como Ciudadanos anunciaban su voluntad de pensárselo. Nosotros creemos que es la mejor garantía y la mejor decisión para los catalanes y para el resto de españoles. Hoy me voy a poner en contacto con los líderes de los dos partidos para ver si es posible entre todos presentar un único recurso”.

En el caso de que no estén por la labor, ha explicado que le gustaría que no fuera así. "Aquí no estamos debatiendo una ley menor. Aquí estamos debatiendo algo muy serio, porque estamos en un momento excepcional y, por lo tanto, la respuesta tiene que estar a la altura de las circunstancias. Tiene que haber una respuesta política, pero también buscar otros cauces”.

Si pese a que el Tribunal Constitucional acepte el recurso de amparo, el pleno se celebra, "estarían vulnerando los derechos fundamentales de quienes vamos a presentar el recurso. Vamos a recurrir el paso previo, que es la convocatoria del pleno. El Tribunal Constitucional tendría que pronunciarse enseguida. Si se celebra el pleno y se acaba votando una propuesta manifiestamente inconstitucional, el Gobierno presentará el recurso de inconstitucionalidad. Estamos hablando de dos cosas distintas. El proyecto de Junts pel Sí y la CUP es un atentado a la democracia, porque uno de los pilares de la democracia es aceptar las normas de convivencia. Esto es inadmisible. El Gobierno de España actuará con contundencia, como hacemos en el Partido Popular de Cataluña”.

Sobre la posible división existente en el seno de Convergencia a cuenta de la deriva independentista, ante las reticencias del sector más moderado a seguir el camino rupturista emprendido, García-Albiol ha explicado que a él, "una persona muy importante de Convergència me decía hace un par de semanas: ‘si pudiéramos borrar y volver hacia atrás, posiblemente lo haríamos’. Eso quiere decir que las posiciones no son monolíticas. El nuevo presidente va a estar en manos de un partido radical en temas sociales, económicos, fiscales... Eso es muy peligroso, porque una situación parecida, pero de lejos, sólo la podemos ver con lo que ha ocurrido en Grecia. El 90% de las personas entiende que Cataluña no puede estar en manos de la CUP, en manos de un partido antisistema. Artur Mas tendría que pensar más en el interés de Cataluña”.

En cuanto al papel de Artur Mas en el proceso, el político catalán no cree que sin Artur Mas se acabaría el problema. "No creo que nadie de mi partido realice un análisis tan simplista. En Cataluña los independentistas no se van a quedar parados. Por tanto, tenemos que tener una visión amplia y profundamente inteligente para afrontar la realidad. Ellos no van a atender a razones”.

Otro tema espinoso es la posición que adopte el PSC en este tema, que podría ser distinta incluso de la que tiene el propio PSOE, sobre todo tras la reunión mantenida por su líder, Pedro Sánchez, la semana pasada con el presidente del Gobierno, Mariano Rajoy, en la que se fijó una postura común en la defensa de la unidad de España.

“Desde hace cuatro días me hice una promesa de no criticar al Partido Socialista, por una cuestión de personalidad. Es más fácil ver sentado a Rajoy y Pedro Sánchez que ver sentado al Partido Socialista en Cataluña con el resto de formaciones políticas. El PSC ha demostrado su capacidad de llegar a acuerdos y asumir propuestas de CDC. Espero que todos seamos capaces de dejar a un lado aquello que nos separa. Estamos ante un reto excepcional y espero que ahí también esté el PSC”.