Guerra de investigaciones en el Parlament

Junts pel Sí decide impulsar una comisión de invetigación sobre la «Operación Cataluña» justo cinco días después de que PP, C’s y PSC anunciaran su intención de poner en marcha otra sobre el «caso Vidal».

En la imagen, el ex senador de ERC, Santi Vidal, durante una rueda de prensa en el Senado

Junts pel Sí decide impulsar una comisión de invetigación sobre la «Operación Cataluña» justo cinco días después de que PP, C’s y PSC anunciaran su intención de poner en marcha otra sobre el «caso Vidal».

Pese a que el «procés» se ha convertido en el principal caballo de batalla que tiene la política catalana, en paralelo y de forma soterrada se han desatado diferentes «guerras» entre los distintos grupos parlamentarios del Parlament. La última de ellas ha sido un intercambio de golpes con la creación de dos comisiones de investigación.

Si la semana pasada, C’s, PP y PSC, poco conformes con las explicaciones sobre el «caso Vidal» del vicepresidente de la Generalitat, Oriol Junqueras, cerraban filas para impulsar una comisión de investigación que profundizara sobre las afirmaciones del ex juez Santi Vidal, ayer la coalición del PDECAT y ERC, Junts pel Sí, respondía con la misma iniciativa para investigar la «Operación Cataluña». La confluencia independentista decidió dar este paso para contraatacar y tratar de diluir los efectos que pueda acarrear el escándalo Vidal, que de esta manera se alargaría todavía más en el tiempo y podría tener un alcance determinante en la fase culminante del proceso independentista.

Lo cierto es que la «Operación Cataluña» –presunta guerra sucia contra cargos electos independentistas dirigida desde el Gobierno del PP– ya tiene abierta una comisión de investigación en el Congreso de los Diputados, y ante ello, tanto PDECAT como ERC se limitaron a argumentar que la «gravedad de los hechos es suficiente» para impulsarla también en la cámara catalana.

Pese a todo, ambas comisiones, la del «Caso Vidal» y la de «Operación Cataluña» cuentan ya con todos los mimbres necesarios para poder crearse y la única incógnita que queda por resolver es el nivel de complicidad que aunará cada una.

Por el momento, la comisión de investigación sobre el «caso Vidal» ha conseguido el consenso del PP, PSC, y C’s –tres grupos son suficientes para que se pueda crear–, y falta por ver la posición que adoptará Catalunya Sí Que Es Pot, que lo decidirá hoy en la reunión del grupo parlamentario. No obstante, la portavoz de C’s, Inés Arrimadas, explicó ayer que la predisposición del líder de los «comunes», Lluís Rabell, es «absoluta» porque considera necesario «arrojar luz sobre esta cuestión». El único que se ha desmarcado totalmente de esta investigación ha sido la CUP, que ya el pasado miércoles lo consideró como «caso cerrado» durante la comparecencia de Junqueras en la Comisión de Asuntos Institucionales.

Sin embargo, la comisión de investigación sobre la «Operación Cataluña», de momento, solo cuenta con el respaldo del PSC, aunque Junts pel Sí, como grupo, ya es suficiente para que se acabe creando. En este punto, falta por ver la respuesta que dará C’s, y lo que decida Catalunya Sí Que Es Pot, que ayer informó que estudiaría hoy también la propuesta. En la misma dirección se expresó el teórico principal aliado, la CUP, que no aclaró ayer si dará su plácet y se ha dado de plazo hasta hoy para decidirlo.

JxSí prevé citar a declarar la vicepresidenta del Gobierno, Soraya Sáenz de Santamaría; el exministro de Interior Jorge Fernández Díaz; el jefe de gabinete de Rajoy, Jorge Moragas; la presidenta del PP catalán, Alícia Sánchez Camacho, y los comisarios de la Policía José Manuel Villarejo y Marcelino Martín Blas, entre otro.

Junts pel Sí se ha escudado en que tomó esta decisión después de unas informaciones publicadas la semana pasada por «Público.es», que afirmaban que Camacho y Moragas y el polémico almuerzo en el restaurante La Camarga de 2010 están en el origen de la «Operación Cataluña».