Iman Issa en el Macba

El museo expone la obra premiada por la Fundación Han Nefkens

La artista egipcia Iman Issa es, desde ayer, una de las protagonistas de las protagonistas del Museo de Arte Contemporáneo de Barcelona (Macba). La joven autora, ganadora del primer premio de la Fundación Han Nefkens después de ser escogida por un jurado formado por Iwona Blazwick (Londres), directora de la Whitechapel Art Gallery; el comisario independiente Adriano Pedrosa (Sao Paulo); la activista cultural Christine Tohmé (Beirut), Han Nefkens y el director del Macba, Bartomeu Marí, presenta su primera exposición en este centro barcelonés.

Issa toma como referente la ficción, empleando también procedimientos convencionales de presentación museológica, como pueden ser las vitrinas, los pedestales o las cartelas, para crear marcos para sus objetos y relatos que se sitúan fuera de un lugar o tiempos concretos. Para el proyecto que puede visitarse en el Macba, la artista nacida en el Cairo en 1979 se inspira en lo visto durante sus visitas a otro museo de la capital catalana, el Museo Nacional de Arte de Cataluña (Mnac). «Busqué en rincones de la ciudad que me pudieran inspirar y este proyecto me acabó llevando hasta el Mnac. La atmósfera que crea el centro se ha convertido en algo muy importante para mí», apuntó ayer Issa.

Por su parte, Bartomeu Marí comentó que Issa «invita al espectador a preguntarse sobre nuestra relación con el pasado, con los objetos y nuestra capacidad de interrogarnos sobre el futuro». En este sentido, pese a que en un primer momento las piezas debían presentarse en el exterior del centro, finalmente ocupan una de las salas del Macba. Marí, al igual que Han Nefkens, lo justificó porque Issa «creyó que sus obras no eran esculturas ni monumentos, sino referencias a monumentos, un tipo de trabajo en proceso, cuyas proporciones aconsejaban su exhibición en el museo». Para Nefkens «lo que Iman quiere expresar está mejor en un museo que fuera».

Hasta la fecha, el Macba contaba ya con dos obras de la artista egipcia, incorporará después de la exposición una de las esculturas exhibidas de «Heritage Studies». El premio, dotado con 50.000 euros, se creó, según rememoró Nefkens, con el objetivo de «consolidar Barcelona como capital internacional del arte contemporáneo y mostrar aquí la obra de artistas que habitualmente no exponen en el país».

Han Nefkens también hizo público ayer los nombres de los ganadores dentro de la segunda edición del premio de la fundación que lleva su nombre. El colectivo iraní formado por Ramin & Rokni Haerizadeh y Hesam Rahmanian, que trabajan habitualmente en Dubai, fue galardonado por la institución, tomando el relevo de Iman Issa.

Además de Nefkens y Marí, el jurado del II premio estaba integrado por el director artístico de MAXXI de Roma, Hanru Hou; la directora del Stedelijk Museum de Amsterdam, Beatrix Ruf; y la escritora y crítica Kaelen Wilson-Goldie.