La CUP afea «las vacilaciones» de Puigdemont con la independencia

Anna Gabriel dijo basta ayer a las «vacilaciones» con el secesionismo
Anna Gabriel dijo basta ayer a las «vacilaciones» con el secesionismo

El siguiente capítulo al feliz desenlace que tuvo el acuerdo «in extremis» entre la CUP y Junts pel Sí para la formación de un nuevo Govern, parece que no va a ser de color de rosa. Los anticapitalistas no están dispuestos a ceder más y se van a mostrar exigentes. Incluso en el único punto en común: la consecución de la independencia. Ayer, la diputada de la CUP, Anna Gabriel, expresó con rotundidad su rechazo a cualquier «vacilación» sobre la independencia. «No daremos apoyo a dilaciones innecesarias ni alimentaremos el procecismo por el procecismo», aseguró Gabriel, tras el embrollo sobre si la hoja de ruta del gobierno incluye declaración unilateral de independencia.

La diputada de la CUP respondió así a las tibias posturas del presidente de la Generalitat, Carles Puigdemont, señalando que «no está previsto» una declaración unilateral de independencia esta legislatura, y de la vicepresidenta, Neus Munté, hablando ahora de «una declaración de intenciones». A esto, Gabriel lanzó un aviso: «declaraciones de intenciones o simbólicas ya se han hecho muchas, y ahora estamos en fase de los hechos de impacto».

Las desaveniencias entre la CUP y JxSí no se acaban en el proceso. Gabriel afirmó que tal y como ha presentado los presupuestos el conseller de Economía, Oriol Junqueras, no hay opción de llegar a acuerdo, aunque abre la puerta a negociar. Aseguró que no dará apoyo «a presupuestos injustos», y consideró «esencial» abordar reformas sobre el pago de la deuda.