La familia electrónica de Jean Michel Jarre

El músico francés regresa con un disco lleno de colaboraciones, de Pet Shop Boys o Cindy Lauper a Edward Snowden, y con un «show» audiovisual que estrenará en el próximo Sónar

En 1941 la madre de Jean Michel Jarre se unía a la resistencia francesa contra los nazis, en contra de la opinión de muchos de sus vecinos, que veían a la resistencia como un vehículo de empeorar todavía más las cosas. El carácter rebelde y contestatario de esta pequeña mujer caló hondo en su hijo, que siempre se sintió cercano con los que luchan contra el poder establecido. Tanto es así que, en su último disco, no dudó en contactar con Edward Snowden para intentar colaborar con él. «La mayoría de franceses estaban en contra de la resistencia. Algunos hasta los consideraban traidores. Eso me hizo pensar en Snowden, que sólo se ha levantado contra el poder para mejorar su país y le han considerado un traidor», comenta el creador de «Oxygene».

«Exit» es el primer single de su nuevo disco, «Electronica Vol. 2: The heart of noise», trabajo en el que se ha acompañado por gurús de la gran familia electrónica como Pet Shop Boys, Jeff Mills, Sebastian Tellier, The Orb, Gary Newman, Yello, Peaches o Cindy Lauper para hacer un trepidante viaje hacia el pasado, presente y futuro de la música moderna, en todas sus expresiones. En «Exit», una canción de tecno oscuro y acelerado, Snowden se convierte en la voz de la conciencia contemporánea. «Los derechos siempre son colectivos, no individuales. No puedes decir que no te importa el derecho a la privacidad porque no tienes nada que esconder. Eso sería como decir que no te importa la libertad de expresión porque no tienes nada que decir», afirma Snowden.

Aunque es un disco de colaboraciones, Jarre ha intentado huir del tópido de «intercambiar ficheros» y ha visitado a los artistas para compartir esta experiencia de primera mano. «Soy muy fan de todos ellos y tenía mi propia idea de ellos en la cabeza. Grabé una demo de la canción dejando espacio para que ellos pudieran poner su propia visión. La verdad es que a todos los artistas que pedí ayuda dijeron que sí», comenta.

El disco es la segunda parte de su anterior trabajo, «Electronica Vol 1». «Me pasó como a “Kill Bill 1 y 2”, que se me hizo tan largo que tuve que partir el disco en dos», señala. Esta segunda juventud es gracias a la fuerza de la escena electrónica actual, que fusiona la excelencia tecnológica con el talento heterogéneo de artistas de todo el mundo. «Quería mezclar las texturas de los viejos sintetizadores modulares analógicos con los últimos plug-ins digitales, conservar ese gen orgánico y verlo crecer.», asegura.

Entre las canciones más destacadas, la que da título al disco, «The heart of noise», junto al francés Reno; «Brick England», con Pet Shop Boys; «Circus», con el alemán Siriusmo o «Swipe to the right», con Cindy Lauper. «Siempre he sido un fan. Fue la primera Lady Gaga y la inventora natural del “autotune”», afirma Jarre, que el 17 de junio representará por primera vez estas canciones con un gran show audiovisual en el Sónar.