Los CDR convocan una nueva protesta para esta tarde en Gran Via con Marina

A través de las redes sociales animan a participar para pedir la dimisión de Buch

Una imagen del cartel en el que se promueve la nueva protesta

A través de las redes sociales animan a participar para pedir la dimisión de Buch

Los CDR han convocado una nueva manifestación en Barcelona para esta tarde. A través de las redes sociales animan a sus seguidores para que acudan hoy, a las siete de la tarde, en la confluencia de Gran Via con la calle Marina.

Bajo el lema “ante la represión y la violencia policial”, estos colectivos quieren unirse en la manifestación para pedir la dimisión del conseller de Interior Miquel Buch, además de argumentar que “ninguna agresión sin respuesta”. Para media hora más tarde hay también anunciada otra manifestación, igualmente organizada por los CDR, que iniciará su andadura en la plaza Granollers de Mataró.

Por otra parte, los CDR han afirmado este miércoles que han empezado un camino de retorno y que “la vergonzosa sentencia a los presos políticos encendió la chispa y la violencia policial ha traído la llama”. En un comunicado, los CDR han animado a mantener una movilización permanente en las calles contra la sentencia del 1-O y a favor de la independencia de Cataluña, “desde todos los frentes y maneras posibles”.

“Tras dos años de represión contra el independentismo movilizado, del aplazamiento político del mandato del primero de octubre y de ver como el régimen del 78 se refuerza sin freno, nosotros ya no podemos más”, han declarado. También han pedido textualmente no caer en la trampa de los que quieren desmovilizar con “el falso argumento de la violencia”. “La única violencia que hemos sufrido en las últimas horas ha sido la de los Mossos d’Esquadra y la Policía Nacional, unidos para aplicar ferozmente la violencia institucional”, han señalado.

Han rechazado que el conseller Miquel Buch siga al frente de la Conselleria de Interior y que la Policía y la Guardia Civil estén en Cataluña “reviviendo las escenas del primero de octubre de 2017”, tras lamentar centenares de heridos y decenas de detenidos.

Han exigido al Govern y a los partidos independentistas “un paso adelante de manera urgente para romper con el Estado español, desobedeciendo la sentencia del Tribunal Supremo y haciendo un frente común para avanzar hacia la República”.