Los farmacéuticos exigen al Govern 10 millones en intereses demora

La Razón
La RazónLa Razón

Barcelona- Los farmacéuticos catalanes entregaron ayer al Parlament de Cataluña cerca de 400.000 firmas para solicitar que la Generalitat les pague los medicamentos dispensados a los ciudadanos. Los profesionales aprovecharon la ocasión para anunciar que la próxima semana reclamarán al Govern 10 millones de euros en concepto de intereses de demora por el retraso del Servei Català de la Salud en los pagos de las facturas de fármacos.

El Consejo de Colegio de Farmacéuticos de Cataluña (CCFC) entregó las firmas a la presidenta del Parlament, Núria de Gispert, a la que avisó de que la situación entre los profesionales es de «desesperación y angustia», pues hasta la fecha ya ha obligado a cerrar 17 farmacias.

El presidente del CCFC, Jordi de Dalmases, reclamó a la Generalitat «concreciones» para saldar la deuda total que tiene contraída con las 3.100 farmacias catalanas, que asciende a 301,5 millones de euros, con reiterados incumplimientos de plazos para pagar las recetas que dispensan los farmacéuticos.

Han cerrado 17 farmacias

Tras la entrega de las firmas, Dalmases aseguró que los farmacéuticos catalanes viven una «situación de desesperación y angustia», por lo que pidió a la Generalitat que priorice «el pago de los medicamentos ya dispensados, porque es un bien necesario y esencial de los ciudadanos».

Dalmases explicó que la respuesta de la presidenta del Parlament fue «muy receptiva», pues se comprometió a trasladar el problema a los partidos políticos para buscar posibles soluciones.

Acompañado por los presidente de los Colegios de Farmacéuticos de Girona, Lleida y Tarragona, Dalmases expuso que desde que se intensificaron los retrasos en los pagos de las facturas de los medicamentos ya han tenido que cerrar 17 farmacias en toda Cataluña.

El presidente del Colegio de Farmacéuticos de Barcelona destacó «el gran esfuerzo» que están haciendo todos los profesionales de las farmacia «para poder seguir prestando su servicio a los ciudadanos» en momentos de suma crisis.