Los mossos denunciaron de oficio a tres encapuchados por ultraje a España

Los denunciados quemaron una bandera española en la manifestación que la CUP convocó en la última Diada

Los Mossos d’Esquadra también denunciaron de oficio por un delito de ultraje a España a tres encapuchados que quemaron una bandera española en la manifestación que la CUP convocó en la pasada Diada con otras formaciones de la izquierda independentista.

Los Mossos d’Esquadra también denunciaron de oficio por un delito de ultraje a España, ante el juzgado de guardia de Barcelona, a tres encapuchados que quemaron una bandera española en la manifestación que la CUP convocó en la pasada Diada con otras formaciones de la izquierda independentista.

Así consta en el informe que la Comisaría General de Información de los Mossos d’Esquadra remitió el pasado 12 de septiembre a la Audiencia Nacional para denunciar de oficio que cinco manifestantes de la izquierda independentista habían quemado fotografías del Rey en el acto político posterior a la marcha alternativa del 11 de septiembre, que había reunido a unas 1.800 personas.

Además de a estos cinco jóvenes independentistas, los Mossos d’Esquadra también denunciaron el pasado 12 de septiembre, en este caso ante el juzgado de guardia de Barcelona, que tres encapuchados habían quemado una bandera española, al considerar que podrían haber cometido un delito de ultraje a España.

El informe de los Mossos d’Esquadra ha sido divulgado hoy por la CUP para criticar que la policía catalana actuara de oficio para denunciar a los cinco manifestantes de la izquierda independentista que quemaron fotos del Rey, que hoy han quedado en libertad tras haber sido detenidos en las últimos horas por haber plantado al juez de la Audiencia Nacional Fernando Andreu.

El documento policial, que los Mossos d’Esquadra también remitieron a la Fiscalía de la Audiencia Nacional, incluye una serie de “pantallazos” de los tuits que publicó la cuenta oficial de la CUP-Capgirem Barcelona, entre otros, durante el transcurso de la manifestación, así como fotografías de varias de las personas que intervinieron desde el escenario en ese acto alternativo.

En el escrito, los Mossos detallan que la manifestación, convocada por la CUP y las organizaciones Alerta Solidaria, Arran, COS, Endavant Osan y SEPC, se produjeron varios incidentes, como las pintadas reivindicativas, protagonizadas por una decena de encapuchados.

Poco después, dos de esos encapuchados se subieron a unos contenedores de basura que había en la calle Pujadas, sujetando las banderas de España, de Francia y de la Unión Europea, y las rociaron con líquido inflamable, mientras que un tercer encapuchado, desde el suelo, prendió fuego a las enseñas con una antorcha.

Posteriormente, los tres encapuchados se marcharon del lugar dentro del grueso de la manifestación, según los Mossos, que advierten al juez de que disponen de imágenes de medios de comunicación y del helicóptero policial.

Durante la quema de las banderas, precisan los Mossos en su informe, otro grupo de encapuchados impidió la filmación a los medios de comunicación y obstruyó a las personas que se dirigían con cámaras, móviles u otros equipos de grabación.

Los Mossos d’Esquadra pusieron estos hechos en conocimiento del juzgado de guardia de Barcelona el pasado 12 de septiembre, al considerar que podrían constituir un delito de ultraje a España.