Los Mossos detienen a siete personas por asaltos con violencia a domicilios

Desarticulan una banda de ladrones que operaba en la zona de Calafell

La oleada de robos con fuerza en viviendas alarma a la ciudadanía
La oleada de robos con fuerza en viviendas alarma a la ciudadanía

Con la reciente oleada de robos violentos en el Baix Empordà (Girona) e incluso en otras de Cataluña, como Lleida y Tarragona, los Mossos d'Esquadra han comenzado a aumentar el número de detenciones de ladrones implicados en este tipo de delitos.

La Policía Autonómica ha desarticulado esta semana a una banda especializada en asaltos a domicilios en la comarca barcelonesa del Baix Penedés, y que habría cometido hasta catorce robos con fuerza en el interior de domicilios de Calafell, de los que se llevaron principalmente electrodomésticos.

Los Mossos detuvieron a tres personas, dos hombres y una mujer, mientras que identificaron a un cuarto miembro de la banda que aún no fue localizado. Dos de los arrestados ya ingresaron en prisión tras prestar declaración ante el juez, mientras que el tercero quedó en libertad con cargos.

La investigación comenzó a mediados de diciembre, y ha culminado con estas detenciones tras producirse una serie de robos con fuerza en domicilios de Calafell, que tenían un «modus operandi» similar.

Por otra parte, los Mossos del área de Tarragona detuvieron el 16 de enero a una persona como presunta autora de un robo con intimidación en un piso de Salou, en esta provincia. En la vivienda residía una mujer de avanzada edad, a la que le robaron joyas y dinero en metálico.

Además, agentes de los Mossos detuvieron el viernes en Vilanova i la Geltrú (Barcelona) a tres hombres cuando huían tras intentar asaltar una casa rural de esta población. Los arrestos se produjeron después de que uno de los miembros de la familia que reside en la vivienda alertara a la Policía Autonómica de que había sorprendido a los asaltantes cerca del domicilio.