Mango, a golpe de batería

La firma apuesta por un estilo rockero con aire «british» en la inauguración de la Pasarela 080

BARCELONA- Mango se va a Londres. No lo tomen como un exilio patrio. Sólo viaje de inspiración. El aire «british» tomó ayer el primer desfile de la 080 de Barcelona, por la que se dejarán ver, desde Custo Barcelona hasta Josep Abril. Y es que la semana de la moda catalana ya no parece temer a la Madrid Fashion Week, otrora Cibeles. Quizá por eso, TCN y Guillermina Baeza han decidido dejar Ifema, y apostar por una pasarela que ayer se reivindicaba a golpe de rock.

No sólo porque los «suite» marcaran a golpe de batería el ritmo de los tops Sheila Márquez y Jon Kortajarena. La colección que planteó Mango se empapó de cazadoras perfecto, botas «bikers» algo estilizadas, «joggings» rebeldes de tiro largo... Todo para dibujar a una mujer urbana capaz de mantener un «look» rotundo a lo largo de una jornada donde la piel juega un papel creciente hasta en los remates de unos «jeans». Para suavizar este golpe de fuerza, se combinan en un mismo estilismo con un blazer en raya diplomática, zapatos de salón en gales, sandalias cruzadas en negro y dorado con los últimos vestigios de plataforma. Este viaje londinense se deja ver en una tendencia al «oversize», así como en la presencia del metal, no tanto con tachuelas evidentes, como con cadenas, arandelas... Negro y gris se apoderan de las perchas dejando que el rojo salpique de forma significativa, especialmente en la noche. Ellos –HE by Mango– se dejan contagiar por este estilo con pantalones pitillos, mucho cuadro en las camisas y rayas en los jerseys.

Y entre unos y otras, Mango iba salpicando el desfile con dos de sus apuestas comerciales para la próxima temporada. Por un lado, su primera colección para niños, que vienen a ser «miniyos» de los impecables «looks» de los adultos. Por otro, el estreno de la línea «Sport&Intimates». De la primera, las sudaderas imperan sobre el resto. Y de la moda íntima, sobresale un body plumeti de capricho.

Una primera fila cotizada

Nadie quiso faltar. Todos saben que no estar en el desfile de Mango implica estar «out». Isak Andic ejerció de anfitrión en una «front row» en que le acompañaban la vicepresidenta de la Generalitat, Joana Ortega, el vicepresidente del Grupo Planeta, José Creuheras, y su esposa Columna Martí, además de Jaime de Marichalar, Boris Izaguirre y Fiona Ferrer. Tampoco quisieron faltar a la cita las nuevas generaciones de actores españoles, como Leticia Dolera, Patricia Montero, Pablo Rivero y Fernando Andina.