Publicidad
Publicidad
Actualidad

Operación contra el “top manta” en Barcelona

El dispositivo se mantendrá de manera indefinida y pretende saturar el espacio con agentes para disuadir a los vendedores ambulantes

La Guardia Urbana de Barcelona, los Mossos d’Esquadra y la Policía Portuaria se han desplegado esta mañana en varios puntos de la capital catalana, especialmente en la Barceloneta, para saturar el espacio con presencia policial en un dispositivo para evitar la instalación de vendedores ambulantes no autorizados.

Publicidad

Según han informado a Efe fuentes policiales, este dispositivo, liderado por la Guardia Urbana de Barcelona, pretende evitar la venta ambulante, impedir la ocupación intensiva de la vía pública por parte de los ‘manteros’ y garantizar la seguridad pública y el libre uso del espacio público y privado.

Como en otros dispositivos parecidos, decenas de agentes de los tres cuerpos están llevando a cabo una saturación policial de los espacios habituales utilizados por los manteros, especialmente en la zona entre la plaza de Pau Vila y el paseo de Joan de Borbó, en el barrio de la Barceloneta.

Este dispositivo está liderado por la Guardia Urbana de Barcelona, cuerpo competente en la materia, con la colaboración de los Mossos d’Esquadra, que también apoyan a la Policía Portuaria, desplegada en la zona portuaria.

El recién estrenado teniente de Seguridad, Albert Batlle, envía un mensaje que contrasta con la política de Ada Colau la pasada legislatura en esta materia. Batlle constató que “el top manta se trata de una actividad ilícita e ilegal”. El dispositivo se mantendrá de manera indefinida. La pretensión es enviar el mensaje de que Barcelona “no tolera la venta ambulante”, zanjó el repsonsable de la seguridad en la ciudad.