Un lema «a la escocesa» como freno a Mas

Sociedad Civil Catalana, con el eslogan «Juntos y mejor», organizará dos actos por la unidad de España previos a la Diada como contrapunto a la marcha independentista del 11-S

Sociedad Civil Catalana, con el eslogan «Juntos y mejor», organizará dos actos por la unidad de España previos a la Diada como contrapunto a la marcha independentista del 11-S

«La Diada del año 2015 no se quedará atrás respecto a la de los últimos años, será un día muy especial para todos», aseguró el presidente de la Generalitat, Artur Mas, a principios de año, cuando convocó las elecciones anticipadas en Cataluña para el 27 de septiembre. Su afirmación no cayó en saco roto, dado que la campaña electoral ante los próximos comicios empezará precisamente ese día: una imagen perfecta de un sector de los catalanes manifestándose para demostrar que la pretensión independentista de Mas está arropada por la sociedad.

Es precisamente esta instrumentalización política del día oficial de la comunidad autónoma la que ha sido criticada desde distintos sectores y partidos políticos. Uno de ellos es la plataforma Sociedad Civil, que este año tampoco se quedará en la retaguardia.

Según informa el presidente, Josep Ramón Bosch, se organizarán dos actos los días previos a la fecha y no el mismo día, a diferencia del año pasado. El presidente de la plataforma explica que no se ha organizado nada para ser coherente con su oposición a sacar rédito de una fecha histórica para Cataluña en pleno inicio de la campaña electoral. El año pasado, la formación organizó una marcha alternativa que recorrió las calles de Tarragona con el lema «honrar la señera», y bajo la explicación «la bandera catalana ha sido ensuciada por una estrella». En esta ocasión los actos organizados por Sociedad Civil tendrán lugar los días 9, en Barcelona, y 10, en Madrid. En la Pedrera de la Ciudad Condal, Henry Kamen, Ignacio Guardans Cambó o María Ángeles Pérez Samper, entre otros, harán una referencia a «los otros 11 de septiembre», en la que, a través de un análisis histórico y político sobre la fecha se reafirmará «nuestra españolidad», informa Bosch.

El otro acto tendrá lugar al día siguiente en la capital y se presentará un informe, en el que todavía se está trabajando, sobre «la calidad democrática en Cataluña». Está previsto, a falta de formalizarlo, que tenga lugar en el Ateneo a las 12:00 horas.

Estos actos se enmarcan en el mensaje unionista que, desde Sociedad Civil Catalana, quieren lanzar, y que ya están difundiendo. Bajo el lema «Juntos y mejor», similar al lema «Better together» que los contrarios a la independencia de Escocia utilizaron de cara al referéndum del año pasado –aunque no se comparan con la agrupación escocesa al vivir contextos políticos e históricos distintos–, precisamente también en septiembre, la plataforma catalana contraria a la independencia trata de llegar a todos los ámbitos. Un modo de hacerlo ha sido a través de pancartas que han ondeado durante estas semanas en avionetas por la Costa Brava y la Costa Dorada cada fin de semana.

Sociedad Civil se presenta como una formación de «orígenes personales y profesionales diversos, de variadas ideologías y con sentimientos identitarios plurales», que en su manifiesto reclama no sentirse «extranjeros en nuestra propia tierra». Representa a esa parte de la sociedad catalana contraria a la independencia y que se define como una «voz alternativa» a la ofensiva de Mas. Al no significarse políticamente, está integrada por todo aquel que quiera pertenecer a ella, siempre y cuando no ocupe ningún cargo político. A pesar de ello, piden que los ciudadanos catalanes no se queden en sus casas el 27-S, día de unos ordinarios comicios autonómicos que Artur Mas está revistiendo de bleciscitarios, para que den su apoyo a los partidos constitucionalistas. «Hacemos un llamada a la concienciación general, el futuro de Cataluña no es un juego».

Bosch se muestra escéptico al futuro del líder de la Generalitat en las próximas elecciones. «Ellos ya saben que la independencia es imposible y lo único que están consiguiendo es que se cree más frustración en una división latente que produce un enfentamiento social y que puede acabar con la convivencia».

La puesta en escena para el 11 de septiembre por parte de los secesionistas es inequívoca. Según los datos de Ara és l´hora, integrada por la ANC y ÓMNIUM CULTURAL, se han contratado miles de autobuses para trasladar a los manifestantes en la marcha que partirá en la Avinguda Meridiana y que llegará hasta el Parlamento catalán, en los pasos previos a lo que denominan «la construcción del nuevo país».

«Ellos pretenden ganar las elecciones a través de la provocación», asegura el presidente de Sociedad Civil. De cara al próximo curso, la formación continuará con su pulso a Artur Mas fuera de nuestras fronteras, como contrapunto a las «embajadas» de la Generalitat y a la política de influencia que ejerce en el exterior. Como ya informó LA RAZÓN, la primera «parada» de la formación ha sido Bruselas, a la que le ha seguido Washington. Sin sede física, el objetivo es organizar conferencias y seminarios de información no sólo entre catalanes o españoles, sino también con extranjeros que se encuentren en situaciones análogas. Y, a partir de estos dos satélites ubicados en las dos capitales financieras y administrativas, ir creando «antenas». «Hemos encontrado en los consulados y embajadas una gran receptividad», comenta Bosch, «y ningún país que nos haya negado su apoyo». El lema «Juntos y mejor» también les acompaña fuera de España.