Aguas de Valencia prevé doblar el número de contadores inteligentes en dos años

Hoy en día es la primera compañía gestora de este tipo de aparatos

VALENCIA- La compañía Aguas de Valencia está inmersa en un completo plan de renovación del parque de contadores, lo que la ha situado a día de hoy en la primera compañía gestora de este tipo de aparatos de alta tecnología con más de 300.000 unidades instaladas. El objetivo a corto plazo es que en 2015 se hayan alcanzado los 600.00, es decir, duplicar las cifras actuales.

Este sistema de lectura de agua consumida ha supuesto un cambio radical respecto a los sistemas tradicionales donde, en ocasiones, por dificultad de lectura o por antigüedad de los mismos, las lecturas eran estimadas.

No sólo aseguran más información, detallada y de calidad sino que además permiten que la lectura de los mismos se realice desde las oficinas centrales de las empresas suministradoras ahorrando molestias a los clientes.

Además, permite también alertar a los abonados que así lo deseen de las anomalías en las pautas de consumo que pueden ser provocadas por fugas en la instalación interior o, por ejemplo, en segundas residencias donde pueden darse descuidos como una cisterna fluyendo o un grifo medio abierto.

De esta manera, también se ahorra consumo de agua porque se detectan y evitan fugas innecesarias. Al mismo tiempo, el tener más información previene consumos irracionales y más en contextos como los actuales donde el ahorro, ajuste y mejora de costes también en las empresas es fundamental.

La lectura a distancia de contadores permite, por ejemplo, que desde las instalaciones que Aguas de Valencia tiene en Vara de Quart, se pueda seguir la información generada en municipios como Sagunto, Gandia, Valencia, Calpe o Albalat del Sorells.

El sistema es sencillo. Se apoya en la instalación de un módulo de radio asociado al contador que es capaz de emitir la información de su lectura y de las alarmas asociadas a la misma.

Mediante un sistema de comunicación -que puede ser fijo o móvil- se captura la información recogida en los módulos y se transmite con un triple objetivo: la lectura de la facturación, la obtención de lecturas adicionales que permitirán gestionar la red de distribución y, por último, ofertar nuevos servicios a los clientes.

En la actualidad Aguas de Valencia lleva a cabo su actividad en diez regiones españolas, Andalucía, Aragón, Cantabria, Cataluña, la Comunitat Valencia, Extremadura, La Rioja, Murcia, Navarra y País Vasco.

Además, gestiona el abastecimiento de agua potable en 216 municipios a través de 376.000 acometidas o puntos de toma a donde llegan los más de 18.700 kilómetros de tuberías con los que cuenta de instalación.