Arde La Calderona, «no da tiempo a la regeneración natural»

Los expertos avisan de que habrá que invertir en repoblar e insisten en la limpieza de los montes

Los expertos avisan de que habrá que invertir en repoblar e insisten en la limpieza de los montes

La Calderona vuelve a arder un verano más. La zona de este Parque Natural afectado por el incendio iniciado el pasado miércoles en el término municipal de Gátova, a la que se le denomina el área de «la Cueva Santa» ya se quemó en 1987- arrasó 7.000 hectáreas-, en 2012- 25.000 hectáreas- y ahora, en 2017 ya se dan por perdidas 350. Se trata de un balance provisional porque, al cierre de esta edición, el fuego no se daba aún por controlado.

Los esfuerzos de los 25 medios aéreos y de las más de 300 personas que trabajaban en tierra no fueron suficientes para parar esta catástrofe natural en un monte al que ya no le quedan fuerzas para recuperarse por sí mismo. El presidente de la Plataforma Forestal Valenciana, José Vicente Oliver, aseguró ayer a LA RAZÓN, que La Calderona no podrá regenerarse de manera natural. «A medio plazo habrá que repoblar donde los suelos estén en un estado que así lo permita».

Este doctor ingeniero de montes explica que cuando las masas forestales tienen 20 años la regeneración se hace de manera natural, puesto que los árboles tienen piñas. Sin embargo, si los incendios se producen con tanta recurrencia es imposible recuperar el monte sin la acción del hombre.

Desde el Centro de Coordinación de Emergencias se informó a última hora de la tarde de ayer de que la evolución del incendio dependería de cómo soplase el viento en las próximas horas, una circunstancia que será «decisiva» para los servicios de extinción de incendios.

La peculiar orografía y, sobre todo, los constantes cambios en la dirección del viento están dificultando las tareas de control de las llamas. A primera hora de la tarde, aumentó el viento de poniente con rachas de 30 kilómetros por hora. La Agencia Estatal de Meteorología también informó de que la temperatura era de 28,8 grados y la humedad relativa se situaba en el 26 por ciento.

Las localidades de Gátova, Altura y Segorbe están siendo las principales afectadas por el fuego. El alcalde de Gátova, Manuel Martínez, aseguró que pasaron la noche del miércoles en vela y confiaban en que la de ayer pudiese ser más tranquila. «El fuego estaba muy cerca del monte Rodeno y era un peligro porque si se introducía en esa zona, sería imparable y se metía en el pueblo».

Resaltó que este área ya ha ardido en anteriores ocasiones, se va a quedar «piedra».

Sobre las causas del fuego, todavía no se ha podido precisar. El delegado del Gobierno en la Comunitat Valenciana, Juan Carlos Moragues, apuntó a que el origen del incendio podría ser una tormenta seca, aunque la investigación continúa abierta y no se puede descartar «nada».

Cadena de incendios

Durante el día de ayer, se fueron declarando incendios en otras zonas de la Comunitat. A las cinco de la tarde se daba por controlado un fuego producido en las inmediaciones de la urbanización Monte Real del municipio valenciano de Real de Gandia, que obligó a desalojar varias viviendas.

Al cierre de esta edición, cuatro medios aéreos continuaban trabajando para tratar de controlar otro incendio forestal en Aielo de Rugat, en la comarca de la Vall d’Albaida, en una zona cercana a varias viviendas.

Además, un fuego declarado sobre las dos de la tarde en varios bancales próximos a la zona urbana de Almoradí (Alicante), obligó como medida de precaución al desalojo de un edificio de cuatro alturas y otras dos plantas bajas.

De momento, se desconoce el origen de todos ellos.