Bankia recuerda que el Consell debe 4,6 millones por el Valencia

La Razón
La Razón FOTO: La Razón

La Generalitat valenciana no tiene que pagar a Bankia los 81 millones de euros del crédito que la entidad concedió a la Fundación del Valencia CF. Así lo explicaron ayer fuentes del banco, después de que el Tribunal Superior de Justicia de la Comunitat Valenciana (TSJCV) anunciara por la mañana que estima el recurso que la entidad financiera presentó contra la sentencia que anulaba el aval de la Generalitat sobre este préstamo.

«En este momento la realidad es que la cantidad que se adeuda es de 4,6 millones de euros», explicaron desde la entidad. Esta cifra es la que se debe después de que la Fundación del club pagara sólo 400.000 euros de los cinco millones que vencían el pasado mes de agosto.

Por lo tanto, aunque en este momento incluso esta cifra es complicada de afrontar por parte de las arcas públicas, no se trata del desastre que supondría tener que desembolsar de golpe 81 millones de euros.

Ahora habrá que esperar para ver cuáles son los pasos que se van dando por ambas partes. Por el momento, según aseguraron desde el banco, no existe ninguna reunión concertada.

La Generalitat, por su parte, aseguró por la tarde que iniciará «con carácter inmediato» contactos con la Fundación y con la propia Bankia para que el cumplimiento del fallo del TSJCV «haga compatibles los intereses y derechos de la entidad prestadora, de la Fundación, del Valencia y de la Administración». Es decir, para renegociar la deuda.

En un breve comunicado, redactado después de que los servicios jurídicos de la Generalitat pudieran evaluar las consecuencias de la aceptación del recurso, el Consell insistió en que los intereses y derechos de la Administración autonómica «son los del conjunto de ciudadanos de la Comunitat».

La sentencia se conoció mientras se desarrollaba la rueda de prensa que semanalmente sucede a la reunión del pleno de Consell. El vicepresidente de la Generalitat, José Císcar, se enteró por los periodistas del fallo, por lo que no quiso valorarla hasta leerla. Sin embargo, ante la insistencia de los reporteros aseguró que la Generalitat debe cumplir las sentencias judiciales y que, si se reconoce que el avalista es de nuevo el Consell, tendrá que hacerse cargo de la situación.

Insistió en que no se trata de una opción, sino de una obligación y trató de evitar comparaciones entre la decisión tomada con respecto a Radiotelevisió Valenciana y el Valencia C.F. «El club no es una empresa pública de la Generalitat por lo que no podemos cerrarla ni venderla, esto no se ha planteado nunca».

Císcar admitió, una vez más, que ahora no se avalaría de esta manera a un club de fútbol, pero que esta decisión se tomó en 2009, cuando el contexto económico era muy diferente al actual. El presidente de la Fundación del Valencia CF, Aurelio Martínez, se mostró convencido de que podrán refinanciar la deuda.