Betoret apela a la lealtad que llevó al PP a sus mejores resultados

«No nos podemos desviar ni un centímetro del camino», señala

El presidente del PP de la provincia de Valencia celebró ayer un almuerzo con alcaldes, portavoces y militantes
El presidente del PP de la provincia de Valencia celebró ayer un almuerzo con alcaldes, portavoces y militantes

«No nos podemos desviar ni un centímetro del camino», señala

El presidente del Partido Popular de la provincia de Valencia, Vicente Betoret, apeló ayer al espíritu de lealtad y unidad que llevó al PP a cosechar las mejores victorias electorales porque «2019 empieza ahora, no nos podemos desviar ni un centímetro del camino porque nos jugamos mucho».

Betoret se manifestó en estos términos tras mantener uno de los tradicionales almuerzos con alcaldes, portavoces y militantes de la provincia al que, según fuentes del partido, asistieron 200 personas, y que se celebró en el Museo de la seda de Valencia.

El presidente del PP de la provincia de Valencia señaló que «el momento es ahora» porque «podemos hacerlo» ya que los datos nos avalan. Así, señaló que «entre diciembre de 2015 y junio de 2016 este partido ha experimentado uno de los incrementos electorales más importantes de la última década».

Indicó que en las últimas elecciones locales «ganamos en 164 municipios de la provincia de Valencia. El PP de la provincia se impuso en el 61 por ciento de los municipios», indicó, es decir, «ganamos en seis de cada diez pueblos» y si esto lo conseguimos en los malos momentos, ¿qué no podremos conseguir en los buenos?».

Betoret señaló que su principal anhelo es que el PPVAL «sea la llave del cambio en la Comunitat Valenciana, el punto de partido para la marea azul que le devolverá la esperanza a esta provincia y a esta tierra».

Y para conseguirlo, explicó, «es necesario que volvamos a centrarnos en lo que de verdad importa, el militante, tenemos que defender su centralidad, estamos aquí por y para ellos».

Recordó que anunció hace ya meses su intención de presentarse para renovar la presidencia del partido porque «soy previsible, leal y creíble. Dije que me presentaba y me presento, ¿cómo van a ser los proyectos creíbles si no lo son las personas?». Por ello, apeló al «espíritu de valentía, fortaleza y unidad que permitió al PP cosechar las mejores victorias en los diferentes rincones de la Comunitat porque 2019 empieza ahora».