Castellano afirma que las decisiones sobre los imputados se tomarán en función la gravedad del caso

Serafín Castellano
Serafín Castellano

VALENCIA- La gravedad de los casos marcará el futuro de los imputados. «Cada proceso es diferente», insistió ayer el secretario general del PPCV, Serafín Castellano. Con estas palabras respondía a aquellos que ven la salida del ex conseller de Cooperación, Rafael Blasco, del grupo parlamentario popular como una práctica que pueda comenzar a extenderse a los otros nueve imputados con los que cuenta en este momento la bancada del PP en Les Corts.

Tampoco quiso admitir que acontecimientos de gran repercusión mediática, tales como la Convención popular a la que acudirá el presidente del Gobierno, Mariano Rajoy, o la llegada del AVE a Alicante, que presidirá la alcaldesa de la ciudad, Sonia Castedo, imputada en el «caso Brugal», vayan a acelerar el tiempo marcado.

Castellano remarcó que los populares no suelen «pedir la cabeza de nadie y actuaremos con los Estatutos en la mano, respetando y colaborando con la Administración de la Justicia y respetando la presunción de inocencia de todo el mundo».

El secretario general del PPCV insistió en que el presidente de la Generalitat, Alberto Fabra, ha sido implacable en cuanto a los cargos orgánicos del partido puesto que formó una Ejecutiva sin imputados . Sin embargo, insistió en que las actas son personales.

Sobre la alcaldesa de Valencia, Rita Barberá, dijo que no contempla su imputación como un «posible escenario». Aseguró que es una «extraordinaria» alcaldesa, a la que todavía le queda, «muchísima fuerza para afrontar el crecimiento, el progreso de la ciudad de Valencia».