Císcar no renuncia al trasvase del Ebro

El presidente Fabra y Císcar, ayer durante su reunión
El presidente Fabra y Císcar, ayer durante su reunión

El Gobierno valenciano reivindicará que el futuro Plan Hidrológico Nacional (PHN) incluya el trasvase de agua del Ebro a la Comunitat Valenciana, si considera que es la solución para que los agricultores y regantes valencianos obtengan los recursos que necesitan.

Así lo afirmó ayer el vicepresidente del Consell y conseller de Agricultura, Pesca, Alimentación y Agua, José Císcar, tras la reunión que mantuvo junto al resto de altos cargos de su Conselleria con el presidente de la Generalitat, Alberto Fabra.

El vicepresidente subrayó que si hubo un momento en que el trasvase del Ebro podía entrar, y de hecho entró en el Plan Hidrológico Nacional y fue fruto del consenso, «nada impide que en el próximo PHN se pueda retomar el tema y volver a formar parte del ese consenso».

Aseguró que el Ejecutivo valenciano hará «política activa para que el agua que necesita la Comunitat Valenciana llegue sea de donde sea» y si tiene que ser a través de un trasvase del Ebro, «por supuesto que lo vamos a hacer».

No obstante, indicó que están abiertos a cualquier solución en materia hídrica siempre y cuando garantice que los agricultores y regantes valencianos y en general, la agricultura, el campo y el territorio valenciano, tengan el agua que necesitan.

Con respecto a la decisión del Tribunal Constitucional (TC) de desestimar el recurso del Consell contra la derogación del trasvase del Ebro, afirmó que en aquel momento, el Gobierno valenciano «tenía la obligación de ir hasta el final en la defensa de los agricultores de la Comunitat y eso es lo que hizo».

Otra de las prioridades, según Císcar, será la comisión interdepartamental que se encargará de la venta y externalización de bienes y activos del sector público empresarial y fundacional valenciano.

Císcar también impulsará la agenda reformista anunciada por el presidente de la Generalitat en su discurso de año nuevo, de manera que se trabajará en una serie de medidas de impulso de la economía que pretende el crecimiento económico y la creación de puestos de trabajo.

Asimismo, se dará prioridad a la creación de empleo a través del sector agroalimentario valenciano, ya que, según destacó, «es uno de los que mejor comportamiento está teniendo en esta época de crisis económica», con un aumento del 29 por ciento en creación de empleo en el tercer trimestre de 2012.