Dependencia y vivienda social, las partidas del presupuesto que más crecen

El conseller de Hacienda, Vicent Soler, recuerda que la Generalitat tiene «poco dinero», por lo que hay que aplicar políticas «ligadas a los intereses generales, no a los particulares»

El conseller de Hacienda, Vicent Soler, ayer durante la clausura de la conferencia de Aurelio Martínez
El conseller de Hacienda, Vicent Soler, ayer durante la clausura de la conferencia de Aurelio Martínez

El conseller de Hacienda, Vicent Soler, recuerda que la Generalitat tiene «poco dinero», por lo que hay que aplicar políticas «ligadas a los intereses generales, no a los particulares»

El próximo viernes se entregarán en Les Corts los Presupuestos de la Generalitat valenciana para el año que viene. Aunque no se conocen al detalle, lo que sí ha quedado claro es que la política social será la gran protagonista en las cuentas públicas.

El conseller de Hacienda, Vicent Soler, reiteró ayer que las dos partidas presupuestarias que más van a crecer de cara al próximo ejercicio serán la política de dependencia e inclusión y las políticas de vivienda social, unas partidas «esenciales» y «ligadas con los servicios básicos». El conseller destacó que estos dos apartados son los «menos dotados» y se encuentran «muy distantes de la media» de gasto social.

Además, lamentó que exista un parque «enorme de viviendas públicas que no son habitables» lo que impide desarrollar una política que reconozca el derecho constitucional a la vivienda.

Según fuentes de la Conselleria, Soler se manifestó en estos términos durante la clausura de la conferencia impartida por Aurelio Martínez en el club Mercantil Diario Levante.

Por supuesto no dejó pasar la oportunidad para reivindicar una financiación más justa para la Comunitat Valenciana, y exigió que este asunto se solucione durante la próxima legislatura «gobierne quien gobierne».

En cuanto a los deberes del Consell, indicó que el modelo económico de la Comunitat Valenciana se debe modificar. «Desde la Generalitat estamos trabajando para impulsar la implantación de un nuevo modelo económico, que venga a subsanar las carencias con las que ahora mismo nos encontramos. Es esencial apostar por la investigación, la innovación y la tecnologías».

En este sentido, resaltó la importancia de apostar por la creación de una importante red de centros tecnológicos, que trabajarán conjuntamente con la Agencia Valenciana de la Innovación, las Universidades y el resto del sistema de investigación y desarrollo. Esta estrategia debe venir acompañado por instrumentos financieros, que serán facilitados por el Instituto Valenciano de Finanzas (IVF). Esta entidad pretende ser en esta nueva era un «banco de fomento empresarial de titularidad pública» que llegue a todas las compañías.