El AVE Madrid- Castellón afina los tiempos

Puig califica de accidental el paro de la inauguración y los empresarios defienden la obra

Puig califica de accidental el paro de la inauguración y los empresarios defienden la obra

El primer viaje comercial del AVE entre Castellón y Madrid se desarrolló ayer sin incidentes. Salió a las 6.15 de Castellón y llegó a las 9 de la mañana. Seis minutos por encima de la hora prevista. El retraso se produjo principalmente debido a la regulación de entrada a Madrid, donde se perdieron unos tres minutos.

Desde la capital de La Plana salieron 96 pasajeros (dos de ellos niños). En total, 446 viajeros hicieron ayer el trayecto entre Castellón y Madrid en los servicios de tren que Renfe tiene programados para ambas capitales, sin contar los que se subieron en paradas intermedias. Esta cifra supone multiplicar por siete la demanda media diaria.

Además, Renfe confirmó que desde que se empezaron a comercializar billetes el pasado miércoles, se han vendido 5.960, una cifra que ha seguido aumentando a pesar de la polémica generada sobre esta infraestructura, agravada por el parón de 20 minutos que se produjo en el viaje inaugural, en el que viajaban el presidente del Gobierno, Mariano Rajoy, el de la Generalitat, Ximo Puig, así como el ministro de Fomento, Íñigo de la Serna y representantes políticos y empresariales.

Puig quiso ayer rebajar la tensión producida por las fuertes críticas que recibió esta infraestructura, fundamentalmente desde Compromís, su socio de Gobierno. El presidente calificó de «problema accidental» el retraso del AVE inaugural a Castellón por cuestiones técnicas, y pidió que las infraestructuras no se conviertan en «un frente de batalla».

Además, insistió en que el Ministerio de Fomento ha reconocido que debe mejorar la conexión ferroviaria entre ambas ciudades y por ello, está planificando la instalación del «tercer hilo», así como la construcción de otra plataforma ferroviaria para diferenciar los tráficos AVE y los de mercancías con los Cercanías.

El presidente de la patronal autonómica (CEV), Salvador Navarro, se sumó ayer a la defensa de esta infraestructura. Lamentó el alud de quejas generadas por un problema técnico e instó a aquellos que denostan esta obra a valorar el esfuerzo que el Gobierno central está realizando en las infraestructuras de la Comunitat.