El Consell creará un registro de pisos vacíos y negociará con la Sareb

Salvador exprimirá las fórmulas para defender a los «deudores de buena fe»

La consellera Salvador, el presidente de Cierval, González, y el presidente de Feprova, Murcia

La Ley para la Función Social de la Vivienda creará un registro de pisos vacíos y potenciará los acuerdos con la Sareb- el banco al que han ido a parar los activos inmobiliarios de la crisis- para garantizar el «derecho humano» a tener una vivienda. La consellera de Vivienda y Obras Públicas, María José Salvador, se estrenó ayer con esta declaración de intenciones ante la patronal autonómica Cierval.

Salvador defendió que es necesario dar «un cambio radical a la política de vivienda» para lo que se comprometió a exprimir al máximo las fórmulas que permitan «proteger a los deudores de buena fe».

La estrategia para conseguir cumplir con dicho propósito todavía no está cerrada, pero a día de hoy la acción más inmediata pasa por que la Comunitat Valenciana entre a formar parte de un acuerdo que la Sareb ya ha suscrito con otras regiones.

Consiste en destinar parte del parque público de viviendas de la entidad para cederlas en régimen de alquiler a personas con dificultades económicas. El portavoz de la Sareb, Francisco González, explicó que esta entidad tiene desde 2013 un plan de cesión temporal de 2.000 viviendas en toda España, de las que ya ha cedido 1.150. González confía en cerrar un acuerdo con la Comunitat Valenciana, autonomía donde la Sareb tiene el 20 por ciento.

Por tanto, existen ya inmuebles preparados para alquilar. La entidad financiera recibe por cada uno de ellos entre 74 y 125 euros para cubrir impuestos y gastos de comunidad.

En lo que respecta al futuro del sector de la construcción, Salvador apuntó a la rehabilitación prácticamente como el único camino a seguir puesto que no solo es más respetuosa con el territorio, sino porque también genera más puestos de trabajo.

Tanto el presidente de Cierval, José Vicente González, como el presidente de la federación de promotores, Feprova, Francisco Murcia, aprobaron las palabras de la consellera, a la que le recordaron que de la crisis no se sale sin contar con el sector de la construcción.

Sin embargo, González reclamó que la rehabilitación necesita del apoyo del Estado y pidió que se incluyan desgravaciones fiscales para los propietarios que hagan obras en casa. Pidió que se haga sin ningún tipo de restricción para ampliar el sistema actual.