El hospital Peset de Valencia logra disminuir las complicaciones en embarazadas obesas

La Razón
La Razón FOTO: La Razón

El veinte por ciento de las mujeres embarazadas tiene obesidad, un problema que puede suponer complicaciones tanto para la salud de la gestante como la de su hijo y que programas específicos como el que funciona en el Hospital Doctor Peset de Valencia han permitido disminuir.

Este centro público ha creado un área especializada en la atención a mujeres con obesidad que quieren ser madres, donde les ofrecen asesoramiento preconcepcional y que realiza un seguimiento continuo de todo el embarazo y un plan de preparación del parto.

Sandra Rodríguez, de 32 años y embarazada de 34 semanas de un niño que se llamará Leo, es una de las pacientes que acude a este programa, donde le han dado una pautas alimenticias y de ejercicio diario y donde le controlan posibles complicaciones que pueda sufrir durante la gestación.

La joven, que mide 1,65 metros, pesaba 105 kilos cuando se quedó embarazada y en estos primeros siete meses de gestación solo ha engordado cuatro. Terminará el embarazo, previsiblemente el 20 de febrero, con un total de siete kilos ganados, la ganancia de peso aconsejada por su ginecóloga, Nerea Ruiz. La doctora explicó ayer que actualmente la tasa de cesáreas se ha duplicado en estas pacientes, fundamentalmente porque gestan bebés más grandes, de más peso, y esto conlleva complicaciones durante el embarazo y el parto, como sufrimiento fetal o encajamiento de hombros.

Además, el exceso de peso dificulta la visualización en las ecografías del feto para poder detectar malformaciones.