El juez citará a declarar a Grau para que aclare las conclusiones de la UCO

La Guardia Civil situaba a Alfonso Grau en el centro de la presunta financiación ilegal del PP-Valencia

La Guardia Civil situaba a Alfonso Grau en el centro de la presunta financiación ilegal del PP-Valencia

El juez de Instrucción 18 que investiga la presunta financiación ilegal del PP valenciano citará en breve a declarar al que fuera primer teniente de alcalde e imputado en la causa, Alfonso Grau, para que aclare todos los extremos del informe aportado por la Unidad Central Operativa de la Guardia Civil (UCO) hace unas semanas, y en el que se sitúa a Grau en el centro de la trama de financiación.

Además, el auto del juez desvelará la imputación de los delitos a los investigados ya que muchos de ellos han recurrido dichas acusaciones.

El nuevo auto es consecuencia del informe remitido por la UCO en el que se constatan las relaciones entre Alfonso Grau y la empresa Laterne, a través de la cual se recaudaron supuestamente fondos -principalmente, entre empresas adjudicatarias de contratos públicos- para la financiación ilegal del PP local. Dicho informe recoge las conjeturas policiales tras el análisis de diversa información facilitada por el exasesor de Grau y exempleado de Laterne, Jesús Gordillo, que conservó numerosa documentación al respecto en su casa y que la encontró años más tarde «haciendo limpieza».

Gordillo reconoció entonces que él realizaba los pagos con el dinero que le facilitaba Grau. Sin embargo, el auto del juez instructor no cita a declarar a Gordillo.

Además, la Guardia Civil considera a Alfonso Grau como el máximo responsable en el control de los trabajos realizados para las elecciones municipales de 2007 y como intermediario para la obtención de fondos que permitiesen afrontar el coste de dichos trabajos.

La Guardia Civil entiende que Grau contó con la colaboración de su amigo y empresario Vicente Sáez, ya fallecido, y de su estructura empresarial, especialmente la firma Laterne.

Según el contenido del escrito, fue a través de esta empresa como se financiaron de forma irregular los trabajos dedicados a promocionar la figura de la exalcaldesa de Valencia durante las campañas electorales.

La investigación revela la existencia «ya desde del año 2007» de una dinámica consistente en el empleo del grupo municipal del PP de Valencia para asumir cometidos propios del partido en relación con la organización y desarrollo de las campañas electorales. En los años 2011 y 2015, el dinero en efectivo «recaudado» a distintos colaboradores o militantes se ingresó en cuentas del grupo municipal desde las que posteriormente se realizaban los pagos, siempre según la Guardia Civil.