Política

El número de mujeres y niños que llegan en patera se dispara

Hace una década el perfil del inmigrante que llegaba a la Comunitat por este medio era el de un varón de entre 30 y 40 años, algo que cambió a partir de 2017

Por su cercana situación geográfica a Argelia, la provincia de Alicante ha copado todos los episodios de inmigrantes que han llegado al territorio valenciano en pateras
Por su cercana situación geográfica a Argelia, la provincia de Alicante ha copado todos los episodios de inmigrantes que han llegado al territorio valenciano en pateras

Hace una década el perfil del inmigrante que llegaba a la Comunitat por este medio era el de un varón de entre 30 y 40 años, algo que cambió a partir de 2017

El número de menores de edad y de mujeres que alcanzan la costa de la Comunitat Valenciana a bordo de pateras se ha disparado en los dos últimos años con respecto a hace solamente una década, cuando la práctica totalidad de los migrantes que llegaban eran adultos varones.

La responsable de los operativos de actuación de la Cruz Roja en Alicante con los migrantes interceptados, Patricia Compañ, reveló a Efe que a los expertos les «llama la atención» este cambio de tendencia, que ha variado de «algo predecible a impredecible».

De esta manera, hace una década (desde cuando se tienen datos) el perfil respondía casi exclusivamente a un varón de entre 30 y 40 años, mientras que a partir de 2017 se identifican bastantes menores, sobre todo de 15 a 17 años, y un número relativamente alto de mujeres.

Aunque se desconoce a ciencia cierta el motivo de este cambio de patrón, desde Cruz Roja creen que se explica en las necesidades en el país de origen.

Por su cercana situación geográfica a Argelia, la provincia de Alicante ha copado todos los episodios de inmigrantes que han llegado al territorio valenciano en pateras (la única excepción es el buque Aquarius a Valencia).

Y la inmensa mayoría de los llegados son de esa nacionalidad y marroquíes, aunque también ha habido algún caso de sirios, libios o tunecinos.

Según los datos facilitados a Efe por la Cruz Roja, en 2007 hubo 38 inmigrantes interceptados, cifra que se mantuvo estable con un ligero incremento hasta 2014, cuando llegaron en siete barcos 84 personas (todos hombres, de los cuales 30 dijeron ser menores de 18 años).

En 2015, hubo una caída al registrarse tres pateras y 26 inmigrantes (ninguna mujer y 11 menores) mientras que en 2016 se contabilizaron nueve embarcaciones y 116 personas (24 menores). Un año después, en 2017, la cifra se disparó hasta las 34 intervenciones de Cruz Roja de pateras con 388 inmigrantes (cuatro mujeres y 71 menores) y a lo largo del año que acaba de terminar se sumaron otras 37 embarcaciones con 353 inmigrantes (diez mujeres y 65 menores).

El mayor desembarco de migrantes durante 2018 se produjo el pasado 7 de diciembre cuando Salvamento Marítimo rescató a 24 personas.