Política

El plan de reconversión por la Xylella sigue paralizado

Los agricultores reclaman a la Conselleria celeridad en la toma de decisiones y en el pago de indemnizaciones a los afectados por esta terrible plaga

Los almendros son, hasta el momento, el único cultivo afectado por la Xylella en la Comunitat Valenciana
Los almendros son, hasta el momento, el único cultivo afectado por la Xylella en la Comunitat Valenciana

Los agricultores reclaman a la Conselleria celeridad en la toma de decisiones y en el pago de indemnizaciones a los afectados por esta terrible plaga

Un año, «o más», hace ya de la puesta en marcha del conocido como plan de reconversión varietal para aquellos cultivos afectados por la letal bacteria Xylella Fastidiosa que afecta ya a miles de almendros en la provincia de Alicante. Desde la Conselleria, y junto con las asociaciones de agricultores, se pensó que había que cultivar otras frutas en aquellos campos de los que se arrancaban los árboles infectados.

Pero de aquello hace ya muchos meses, y la situación sigue exactamente igual, tal y como explica el director técnico de la Asociación Valenciana de Agricultores (AVA), José Francisco Sales, quien ha estado asistiendo de manera periódica a las reuniones con la Conselleria, de las que todavía no ha salido ninguna solución.

La Conselleria encargó un estudio a la Universidad Miguel Hernández -no al Instituto Valenciano de Investigaciones Agrarias (IVIA), empresa pública que se supone que se dedica a este tipo de asuntos- para esclarecer qué cultivos son los más convenientes en aquella zona.

Los resultados de la investigación se desconocen por el momento, y mientras tanto los agricultores reclaman, como explica Sales, que se aproveche el arranque de los árboles afectados para sustituir los cultivos de secano, como el almendro, por otros de regadío, como los cítricos, aunque para ello «tendrían que llevar agua a Alicante».

Por lo que respecta a las indemnizaciones que corresponden a los productores que han tenido que destruir sus campos, desde AVA lamentan que son insuficientes y que no están llegando todo lo rápido que deberían.

«Hay que tener en cuenta que esa gente está arrancando sus árboles y durante unos años no puede volver a plantar lo mismo», explica el director técnico de la organización agraria. En pleno cambio de Consell, está claro que este será uno de los principales asuntos que deberá afrontar el nuevo responsable de la Conselleria de Agricultura.