El testigo que aportó las «cuentas del PP» obtiene plaza en la bolsa del Ayuntamiento

Jesús Gordillo ha entrado en la bolsa de economistas tras aprobar el examen con un 8,26, la cuarta mejor nota

Jesús Gordillo sale de la ciudad de la Justicia el día que fue a prestar declaración ante el juez instructor de Taula, como testigo

Jesús Gordillo ha entrado en la bolsa de economistas tras aprobar el examen con un 8,26, la cuarta mejor nota

El que fuera asesor de Alfonso Grau en el Ayuntamiento de Valencia, Jesús Gordillo, ha aprobado el primer ejercicio de la convocatoria para la constitución de la bolsa de trabajo de economistas. Este primer ejercicio es el que da acceso a dicha bolsa, ya que la segunda prueba es un examen de valenciano no eliminatorio.

Se da la circunstancia de que Jesús Gordillo es, casi con total seguridad, la persona que ha hecho llegar al juez que instruye el caso Taula, las facturas de la empresa Laterne según las cuales el PP habría gastado, presuntamente, tres millones de euros en la campaña electoral de 2007 que habrían sido pagadas -a través de Laterne- por las empresas contratistas de obra pública municipal. Esta documentación la hizo llegar al juez a través del periódico digital Valencia Plaza, que ayer informó al respecto.

Esta nueva «subpieza» estaba declarada secreta desde el comienzo de la investigación y dicho secreto ha sido prorrogado un mes más por un auto publicado por el juez instructor el martes.

Jesús Gordillo no sólo estuvo vinculado como asesor a Alfonso Grau cuando éste era vicealcalde, sino que también trabajó en la empresa Laterne que es la que facturaba a las contratistas los actos electorales del Partido Popular.

Gordillo, junto a otros tres asesores, todos ellos del entorno directo de Grau, y una asesora de Alcaldía, son los que sustentan la acusación de que ediles y asesores pagaron mil euros al grupo municipal que luego les devolvieron en dos billetes de quinientos.

Además, fuentes de la investigación dan por cierto que Gordillo es el «Jesús» que menciona María José Alcón en una conversación que mantiene con su marido, Alfonso Grau, y que fue intervenida por la Guardia Civil. En ella le dice a su marido que «Jesús está en el despacho destruyendo documentos». Ahora se considera, que no debió destruirlos todos.

Además, Gordillo acudió a diversos programas de televisión en los que acusó al grupo municipal al que él asesoró, y también lo hizo en la comisión de investigación que se constituyó en el Ayuntamiento de Valencia, por lo que su incorporación ahora a la plantilla del Ayuntamiento (mediante una bolsa de trabajo, no tiene plaza), cayó ayer como una bomba en el Consistorio, y en la Casa Gran constituyó el comentario general en la administración municipal.

Los datos aportados, presuntamente por Gordillo pueden fundamentar el delito de blanqueo ya que de ser ciertos, demostrarían que podía haber capital que blanquear. Si bien, correspondiendo al ejercicio de 2007 es muy probable que todos los delitos que se pudieran deducir, estén y se declaren prescritos.