Fiscalía pide año y medio de cárcel para el tercero de la lista del PSPV de Llíria

Le acusa de un delito de prevaricación en concurso con tentativa de detención ilegal

Imagen de archivo del ahora concejal de Música del Ayuntamiento de Llíria, Pedro Vicente.

La Audiencia de Valencia va a juzgar al concejal de Llíria y candidato número tres en la lista del PSPV por esa localidad, Pedro Vicente, por los presuntos delitos de prevaricación en concurso medial con el de detención ilegal en grado de tentativa, según informó el digital Infoturia.com.

Según pudo saber LA RAZÓN, los hechos se remontan a abril de 2017 cuando durante la celebración de unos actos de la Feria de Abril, una vecina de la calle Mayor se quejó de los horarios de finalización de los festejos que estaba desarrollando la falla. Por ello, la Policía Local se desplazó hasta el citado lugar y al llegar fueron interpelados por el citado concejal de Policía, Pedro Vicente, diciendo que la fiesta acababa cuando él decía, y les ordenó que detuvieran a la vecina que protestaba.

El agente dijo al edil que no iba a cumplir sus órdenes y marchó al retén para redactar un informe sobre la actitud de dicho munícipe. En dicho informe se expone con pelos y señales el altercado y se detallan las órdenes exactas del concejal: «Pero quién es fulanita. ¡Os tiene acojonados! ¡Tiene a todo el pueblo acojonado! ¡Tiradla de ahí! ¡Detenedla!»

El contenido del informe coincide plenamente con lo que afirma la vecina, según ha confirmado LA RAZÓN, y es coincidente con el relato de los hechos del periódico digital de la comarca.

Además, según diversas fuentes recabadas, el informe policial estuvo «guardado» en un cajón del mando policial de Llíria hasta que fue reclamado por el secretario del Ayuntamiento a la vista de la denuncia interpuesta por la vecina.

El edil de Policía, Pedro Vicente, fue entonces relevado de sus funciones al frente del cuerpo, pero ahora ocupa el tercer puesto de la lista municipal del PSPV.

En contra de lo que marcan los estatutos del PSOE

El Código Ético del PSOE es contundente a la hora de señalar que «cualquier cargo del PSOE al que se le abra juicio oral por un procedimiento penal dimitirá de su cargo». De hecho, el PSOE expulsó de la lista a las Generales por Valencia a la número cuatro por un caso similar.