Política

Fomento, de la inversión prevista en el Presupuesto a la real

Las cifras recogidas en las cuentas para 2019 son casi acordes al peso poblacional de la Comunitat. Sin embargo, su ejecución raramente se cumple al cien por cien

El presidente de la Generalitat, Ximo Puig, se reunió el pasado martes con el ministro de Fomento, José Luis Ábalos
El presidente de la Generalitat, Ximo Puig, se reunió el pasado martes con el ministro de Fomento, José Luis Ábalos

Las cifras recogidas en las cuentas para 2019 son casi acordes al peso poblacional de la Comunitat. Sin embargo, su ejecución raramente se cumple al cien por cien

Presumía esta semana el ministro de Fomento, José Luís Ábalos, no solo de haber confeccionado los presupuestos más cuantiosos de los últimos 15 años para la Comunitat Valenciana, sino además de haber licitado durante el último semestre de 2018 un total de 700 millones en obras para la región, «un 190 por ciento más que el mismo periodo que el año pasado».

Quería demostrar así que su Departamento es eficiente, era una manera de decir que plasmará las actuaciones previstas en los Presupuestos- si es que se aprueban- en licitaciones e inicios de obra.

La cifra que aportó el ministro no se corresponde exclusivamente a las obras licitadas en la Comunitat Valenciana. La suma de las licitaciones realizadas por el Ministerio de Fomento desde el mes de junio asciende a 514 millones. LA RAZÓN trató sin éxito de conseguir el detalle de las obras para saber qué infraestructuras se habían sumado. No obstante, desde el departamento de comunicación se remitió a las notas de prensa que se han ido emitiendo en el último año.

Así, la única explicación a este desfase de millones solo puede deberse a que se hayan incluido obras en el Corredor Mediterráneo que no están en territorio valenciano, pero que forman parte del conjunto.

Sin embargo, los contratistas de obra pública aportan un dato más a este análisis. En muchas ocasiones, como ocurrió en el primer semestre, se da la cifra de licitación anual de proyectos que llevan incluida, por ejemplo, la cantidad prevista para mantenimiento de la obra. Es el caso de la licitación durante el primer semestre de un trabajo por importe de 356 millones para el tramo del Corredor entre La Encina y Xàtiva. En este montante se incluye la conservación de la obra para los próximos 20 años y el mantenimiento a 25 años vista.

«Poca transparencia»

El gerente de la Cámara de Contratistas de la Comunitat Valenciana, Manuel Miñés, lamenta la falta de transparencia del Ministerio para conocer la inversión real. Explicó que todavía no se ha publicado la liquidación de los presupuestos de 2018 ni tampoco las de las empresas del sector público. «El seguimiento es difícil y muy laborioso y más aún si se quiere hacer la comparación entre autonomías».