Hacienda supervisa el cumplimiento de 138 contratos en ocho meses

Imagen de la sede de la Conselleria de Hacienda y Administración Pública
Imagen de la sede de la Conselleria de Hacienda y Administración Pública

El aumento del control de la Conselleria de Hacienda sobre los gastos de la Generalitat valenciana empieza a poder comprobarse mediante datos. Desde septiembre del año pasado, la Intervención de la Generalitat, dependiente de Hacienda, debe comprobar todas las entregas de los contratos de más de 90.000 euros, para ratificar que el importe ha sido debidamente invertido en la obra o servicio fijados.

En estos ocho meses se han verificado un total de 138 expedientes, en los que se realizan todo tipo de exámenes, tanto materiales como documentales, con el objetivo de obtener la evidencia suficiente sobre el correcto empleo de los fondos públicos. Durante este ejercicio se ha solicitado a la Intervención General la designación de representante para la asistencia a la recepción de 81 expedientes.

De ellos, 53 son contratos por obras, nueve de servicios, cinco de suministro y catorce encomiendas de gestión.

Los órganos de contratación deben solicitar a la Intervención General de la Generalitat la designación de un representante para asistir al acto de recepción en los contratos de obras, servicios y suministros adjudicados por importe igual o superior a 90.000 euros. Si la cantidad es inferior, la designación se solicita a la Intervención Delegada en cada una de las Conselleries.

Según explicaron fuentes de la Conselleria de Hacienda, desde la Intervención General se está trabajando en la elaboración de una Orden de desarrollo de este Decreto que evite problemas interpretativos, garantizando así la unidad de criterio.

Para aumentar la seguridad y la efectividad en este sistema, desde la semana pasada los funcionarios dependientes de la Intervención General, a través de los servicios centrales o de sus intervenciones delegadas, cuentan con una tarjeta de identificación, siempre que desarrollen con carácter habitual funciones de control fuera de sus dependencias.

Otro paso que dio recientemente la Conselleria para darle más peso al control del gasto público, fue la creación el pasado mes de enero de la Dirección General de la Intervención dentro de la Intervención General.

Este Departamento ejerce funciones de supervisión de la ejecución presupuestaria de la Generalitat y coordina a las Viceintervenciones e Intervenciones delegadas de las distintas Conselleries.

Así, se ha querido adecuar la estructura de este Departamento a las nuevas funciones que actualmente tiene encomendadas.