Iberdrola se compromete a no cortar la luz y el gas a los jubilados sin recursos

La compañía restablecerá el servicio en aquellos casos en los que se haya retirado por impago y ofrecerá atención personalizada a las personas vulnerables de la tercera edad

De izda. a dcha., el director comercial de Iberdrola, el presidente de UPD y el delegado de Iberdrola en la Comunitat
De izda. a dcha., el director comercial de Iberdrola, el presidente de UPD y el delegado de Iberdrola en la Comunitat

«Somos un ejemplo de solidaridad», dijo ayer el presidente de la Unión Democrática de Pensionistas y Jubilados (UPD), Luis Martín Pindado, quien aseguró que este colectivo ha supuesto un «colchón económico» que ha evitado una crisis social mucho más grave. «Muchos hijos han tenido que regresar a casa de sus padres, y muchas de estas personas cobran menos de 600 euros al mes».

Para mostrar el compromiso con este sector de la población, la empresa Iberdrola firmó ayer un convenio con UPD por el que se compromete a no cortar el suministro de luz y gas a las personas mayores en situación de vulnerabilidad y, en caso de que se haya realizado, al restablecimiento inmediato del servicio.

El director comercial de Iberdrola, Íñigo Alonso, explicó que, tras cinco meses de negociaciones, se ha conseguido firmar este documento que protegerá a los clientes que estén en situación de vulnerabilidad. Estos tendrán que estar asociados a UPD para que se realice la valoración técnica correspondiente y poder beneficiarse de una prestación económica destinada a la atención a necesidades básicas de subsistencia en situaciones de urgencia social.

El acuerdo también recoge ofrecer atención personalizada en materia de gestión y servicios de auditorías, entre otras, para los clientes de Iberdrola asociados a esta organización.

El presidente de UPD valoró la «generosidad de Iberdrola» y recordó que en España «hay gente que pasa frío en invierno y no puede encender la calefacción», por lo que agradeció a la compañía que «manifieste su sensibilidad social» a través de este convenio que tendrá vigencia hasta final de año y se prorrogará de forma anual.

Además, señaló que las Administraciones tendrían que priorizar la sensibilidad a la economía social, pero sobre todo ante los colectivos vulnerables. «Con este convenio de colaboración se da el paso para trabajar conjuntamente en mejorar las condiciones de vida de las personas con asfixia económica». Iberdrola ha firmado otros 40 convenios con municipios, ayuntamientos, ONG y otras entidades para vehicular ayudas a la energía. Alonso señaló que este convenio refuerza el compromiso de la empresa con los mayores. UPD tiene 1,25 millones de asociados en España que podrán beneficiarse del asesoramiento energético, de los cuales más de 430.000 están en la Comunitat.