La Audiencia cree que los imputados de Taula recibieron los mil euros

La Sección Cuarta de la Audiencia de Valencia ha rechazado el recurso interpuesto por los imputados en la causa Taula, Alejandro Fernández Checa y Emilio del Toro, contra la resolución del juez instructor que rechazaba el sobreseimiento de la causa tras el auto de archivo decretado por el Tribunal Superior de Justicia, en la misma causa, pero relativa al aforado Miquel Domínguez.

En el auto de la Sala que preside Pedro Castellano y emitido como ponente por una jueza sustituta, considera el tribunal que «resulta prematuro, en el estado actual del procedimiento y a la vista de lo actuado, adoptar dicha decisión (el archivo), pese a que no hay, en el caso concreto de los apelantes, como se alega en el recurso, constancia expresa de la devolución de sus respectivas aportaciones al grupo municipal». Es en este punto cuando la Sala indica que dicha devolución «a la vista de la naturaleza de los hechos investigados, no ha de extrañar». Lo que además refuerza recuperando el argumento que realiza el instructor «al señalar que sí hay indicios de que a otras se les devolvió su aportación que, a su entender, resultan reveladores de la dinámica comisiva utilizada por el grupo municipal respecto a los hechos investigados».

El auto de la Audiencia hace suyos los argumentos del instructor sin aportar nuevos razonamientos jurídicos.

La jueza Sandra Schuller, suplente en la sección cuarta y que también fue ponente de autos que ordenaron indagar más en la investigación del accidente del metro, considera muy importantes los testimonios tanto de María José Alcón, a quien la UCO le grabó conversaciones telefónicas cuando estaba ingresada en un psiquiátrico, como de los principales testigos de la causa.

Del testimonio de estos recuerda la operativa expresada por Maricarmen García Fuster a una asesora sobre el pago de mil euros y su posterior devolución en la secretaría del grupo; o de la declaración del ex concejal Vicente Aleixandre comentando de forma «ostentosa que venía de recoger los mil euros y que había sido el primero».

Recoge el auto que «otras personas han reconocido expresamente que les fue devuelto el dinero en dos billetes de 500 euros» y recuerda el ingresos que algunos hicieron en día posteriores de cantidades similares en sus cuentas bancarias.

También hace suyos la Audiencia los argumentos de la Fiscalía en los que considera «políticos profesionales» a Fernández Checa o a Emilio del Toro, argumento este poco compartido con los conocedores de las interioridades del grupo municipal.

Por último, el auto refleja que la instrucción no ha concluido y que de la última pieza conocida hay «abundante material».