La AVL denuncia ante la Policía pintadas en el edificio donde vive su presidente

La Acadèmia Valenciana de la Llengua (AVL) presentó ayer una denuncia ante la Policía por las pintadas aparecidas en la entrada del edificio de Valencia donde reside el presidente de esta institución, Ramón Ferrer, en las que se le tacha de «catalanista». Según fuentes de la investigación, las pintadas fueron hechas con un aerosol de color azul en la madrugada del jueves sobre la fachada principal del inmueble, donde se puede leer «R. Ferrer catalaniste», «Fora AVL» y las siglas GAV, del Grup d'Acció Valencianista. Los autores también rociaron el aparato de portero electrónico y los rótulos con los nombres de los vecinos.

Un grupo de miembros del GAV intentó boicotear el pasado día 15 un acto de homenaje al poeta Vicent Andrés Estellés que se celebró el Burjassot, donde interrumpieron un discurso de Ramón Ferrer al grito de «Som valencians, mai catalans; llengua valenciana, mai catalana».

El diputado de EUPV-Els Verds en el Congreso, Ricardo Sixto, denunció ayer la «laxitud policial» que a su juicio existe con «la extrema derecha anticatalanista».