La campaña de la gripe se cierra en la Comunidad con 20 muertos y más de 700.000 vacunados

La campaña 2014-2015 de gripe estacional ha registrado 266 casos graves, de los cuales veinte finalizaron con la muerte del paciente (veintisiete menos que la temporada anterior), y un total de 702.506 personas vacunadas, una cifra similar a la del ejercicio 2013-2014.

Según informa la Conselleria de Sanidad, el porcentaje de fallecidos respecto a los casos graves registrados durante la campaña de gripe estacional supone un 7,51 % del total, mientras que en la temporada 2013-2014 los casos graves fueron 621 y se registraron 47 fallecimientos, el 7,56 % del total.

Las dosis de vacuna declaradas han alcanzado las 336.378 en Valencia (un 47'88 % del total), 264.936 en Alicante (el 37,71 %) y 101.192 dosis en Castellón (el 14,4 %).

Entre los datos ofrecidos destaca el aumento de la vacunación entre el personal sanitario hasta situarse en un 43,69 % (en la temporada pasada se alcanzó un 42,92 %), cuando la media nacional de vacunación se sitúa en un 27,61 %.

La Conselleria ha recomendado la vacunación en los grupos de riesgo y ha recordado que éstos son las personas de 60 años o más, individuos que por su condición clínica especial tienen un alto riesgo de complicaciones derivadas de la gripe o descompensaciones, personas que conviven o atienden a enfermos crónicos, y embarazadas o trabajadores de centros sanitarios, entre otros.

El 92,95 % de las personas que han padecido la gripe y han sido atendidas en un centro sanitario en la Comunitat no estaba vacunado.

Por ello, desde la Conselleria se ha constatado que la vacuna de la gripe ha sido efectiva y ha protegido a aquellos grupos de población más vulnerables y de mayor riesgo que han sido vacunados.

En estos momentos ha acabado la onda epidémica, ya que la última tasa referente a la semana 15 (del 6 al 12 de abril) refleja una tasa de 0,0 casos por 100.000 habitantes.

La tasa máxima de esta temporada se alcanzó la semana del 26 de enero al 1 de febrero, con 328 casos por 100.000 habitantes.

A pesar de que este año la incidencia de la gripe ha sido más alta que la temporada pasada ha sido menos virulenta, y los casos graves han sido el 0,28 % del total, frente al 1,06 % de la temporada pasada.