La Comunitat reivindica un modelo de financiación claro y transparente

La Comunitat Valenciana reivindica un nuevo modelo de financiación autonómica que sea "sencillo, claro, transparente y entendible", frente al sistema vigente, que es "malo, injusto, discriminatorio, insuficiente, complejo, opaco y retorcido".

Así lo ha señalado el conseller de Hacienda y Administración Pública, Juan Carlos Moragues, en la rueda de prensa en la que ha presentado el Informe de la Comunitat Valenciana sobre la evaluación del actual modelo de financiación autonómica que se ha presentado al Consejo de Política Fiscal y Financiera.

"El actual modelo no ha permitido la mejora del reparto entre Comunidades autónomas y se ha prolongado en exceso su vigencia", señala el informe, que reclama un modelo "más justo y equitativo", que financie a las personas y no a los territorios, rompa el "statu quo"y garantice la prestación de los servicios públicos fundamentales.

Moragues ha considerado que ninguna Comunidad autónoma "puede decir no"a que, con independencia de donde se viva, se tenga el mismo acceso a la sanidad, la educación y los servicios sociales, y por ello para la negociación del nuevo modelo mantendrán una postura "constructiva"que garantice la igualdad de acceso a esos servicios.

El conseller ha destacado que es "inaceptable"que el actual modelo permita diferencias de hasta 900 euros per cápita entre autonomías, algo que no lo justifica la dispersión geográfica ni la baja densidad, y ha pedido que no se "mezclen conceptos", como las balanzas fiscales o la solidaridad interterritorial.

Ha insistido en que el nuevo modelo, que se comenzará a negociar a partir del mes de mayo, debe aplicarse de forma retroactiva al 1 de enero de 2014, y en caso contrario establecer un instrumento de compensación.

El informe de la Comunitat Valenciana sostiene que la ley de 2009 que regulaba el sistema de financiación actual no ha conseguido alcanzar ninguno de sus objetivos, como eran el refuerzo de las prestaciones del Estado del bienestar, el incremento de la equidad, o la suficiencia en la financiación de competencias.

Así, el gasto de las autonomías en los servicios públicos fundamentales se ha reducido un 18 por ciento, y por ejemplo ha pasado de los 125.598 millones de euros en 2009 a los 112.204 de 2012, mientras que se han incrementado las diferencias regionales en financiación per cápita, hasta los 30 puntos entre la mejor y la peor financiada.

Por lo que respecta a la equidad, el informe refleja que la Comunitat Valenciana se ha situado desde 2008 por debajo de la media en los ingresos del modelo de financiación, el cual no dota a las autonomías de la financiación suficiente para cubrir los servicios públicos fundamentales.

Así, se indica que los recursos del modelo solo alcanzan de media el 86 % de ese gasto, mientras que el Fondo de suficiencia financiera no cumple su función de garantizar la totalidad de las competencias de las autonomías.

Moragues ha destacado que la Comunitat Valenciana gasta por debajo de la media y a pesar de ello los ingresos que recibe no cubren los gastos de sanidad, educación y bienestar social, y ha defendido que la corresponsabilidad fiscal no puede existir mientras la financiación por habitante no sea la misma en todas las autonomías.

Por otra parte, el conseller ha indicado que el déficit de la Comunitat Valenciana de 2013 se conocerá a finales de este mes, pero coincidirá con las estimaciones barajadas por la Generalitat, sin "sorpresas negativas", y reflejará la aportación "significativa"de la Comunitat en la reducción del déficit estatal.