La izquierda gobernará en el Ayuntamiento de Valencia

Compromís y PSOE repiten coalición. El PP, segunda fuerza más votada. Unides Podem se queda fuera y entra Vox

Compromís y PSOE repiten coalición. El PP, segunda fuerza más votada. Unides Podem se queda fuera y entra Vox

Una victoria ajustada permitirá revalidar a Compromís y PSPV-PSOE su pacto de gobierno al haber conseguido diez y siete concejales respectivamente; los necesarios para gobernar en el Ayuntamiento de Valencia. El Partido Popular ha sido la segunda fuerza más votada, con ocho ediles. Queda fuera del gobierno local Unides Podem, que ha perdido sus tres concejales pese a haber concurrido en estas elecciones junto con Esquerra Unida.

Tal y como pronosticaban las encuestas, Vox entra en el consistorio capitalino con dos ediles, aunque el descalabro del PP, que ha pasado de diez concejales en 2015 a ocho, y los seis de Ciudadanos (el único partido que se queda igual) no son suficiente para que la derecha le arrebate la Alcaldía a la izquierda.

Así las cosas, el alcalde Joan Ribó (Compromís) repetirá al frente del Cap i Casal gracias al apoyo de la formación de la socialista Sandra Gómez, que prometía «aire fresco» y se ha quedado a las puertas de abrir la ventana de la renovación.

Quedan por delante semanas de negociaciones y repartos de Concejalías y competencias, algunas de ellas, como la de Movilidad, la niña bonita y polémica de la pasada legislatura.

Con todo, Compromís queda lejos de sus expectativas, que auguraban trece concejales, mientras que el tirón de Pedro Sánchez en las Generales no ha sido suficiente para que Sandra Gómez convenciera a los valencianos.

El gran perdedor de la noche fue Fernando Giner. El candidato de Ciudadanos no cumplió las previsiones y se queda con los mismos ediles (seis) que la pasada legislatura y sin posibilidades de poder influir en la política local.

El partido de Jorge Rodríguez arrasa en Ontinyent, donde el PSPV desaparece

La Vall d’Albaida ens Uneix, la candidatura liderada por el hasta ahora alcalde de Ontinyent y expresidente de la Diputación de Valencia, Jorge Rodríguez, ha arrasado en las elecciones municipales al obtener 17 de los 21 concejales en juego.

El PSPV-PSOE, partido al que ha pertenecido Rodríguez hasta hace un mes, cuando se dio de baja tras levantarse el secreto de sumario del caso Alquería (en el que figura como investigado durante su etapa como presidente de la Corporación provincial) y con el que obtuvo 14 escaños hace cuatro años, no logra representación.

Rodríguez ha sido alcalde de Ontinyent durante los últimos ocho años (desde 2015 además con mayoría absoluta, 14 concejales) y llegó a ser proclamado candidato socialista a la reelección, si bien el levantamiento del sumario del caso Alquería le llevó a dejar el PSPV-PSOE el pasado 17 de abril.

Ese mismo día, Rodríguez anunció que se presentaría a las elecciones locales como candidato de un partido independiente, La Vall ens Uneix, al frente de una lista en la que incorporó a la mayoría de integrantes de la candidatura socialista inicial.

La candidatura socialista, encabezada por la directora del departamento de salud de Ontinyent, Margarita Llaudes, y que cierran simbólicamente los actuales números dos y tres de Rodríguez en el Ayuntamiento, Jaime Peris y Rebeca Torró, se queda sin representación tras quedar como quinta fuerza y no llegar al cinco por ciento de los votos.

El PP, que tenía 3 concejales, obtiene 2 con la candidatura encabezada por Mercedes Pastor; y Compromís, que tenía 2 ediles, los revalida ahora con la lista que lidera Nicolau Calabuig.

Se quedan también sin representación en el Ayuntamiento de Ontinyent tanto Ciudadanos como Esquerra Unida, que tenían un escaño cada uno, respectivamente.

Principales localidades de la provincia

En Paterna, el Partido Socialista gobernará en solitario al haber conseguido los trece concejales que le otorgan la mayoría absoluta. El PP ha conseguido cuatro ediles, mientras que Compromís y Ciudadanos se quedan cada uno con tres. Vox entra en el gobierno local con dos concejales.

En la localidad de Torrent, el PSPV-PSOE logra once concejales, que con los dos de Compromís les permiten gobernar el Ayuntamiento. El PP ha sido la segunda fuerza más votada con ocho ediles, mientras que Ciudadanos y Vox obtienen dos cada uno.

Por otra parte, en la población de Llíria la izquierda seguirá gobernando, en esta ocasión si pactan PSOE y Compromís (que han obtenido seis y cinco concejales respectivamente). El Partido Popular gana tres ediles más que en 2015, pero sus nueve y el concejal de Ciudadanos no son suficientes para hacerse con la vara de mando.

En Alzira, Compromís y PSPV-PSOE logran la mayoría suficiente para formar un bipartito que gobierne la localidad con los nueve concejales del primero y los tres del segundo. El PP obtiene seis ediles, Ciudadanos dos y Vox entre con un concejal.

En Gandia se repite el mismo caso y gobernarán socialistas (11) y Compromís (4). El PP ha sido el segundo partido más votado con nueve ediles y Ciudadanos se queda con uno.

En Quart de Poblet, el PSPV-PSOE gobernará en solitario al conseguir doce concejales. Muy de lejos, PP y Compromís con tres ediles cada uno. Dose para Ciudadnos y uno para Podemos.

En la capital de La Costera, Xàtiva, los socialistas (10) podrán pactar con Xàtiva Unida (5) para formar gobierno. PP solo consegue cuatro concejales, el doble que Ciudadanos.

En Rocafort, la derecha podría gobernar si pactaran PP, Ciudadanos y Vox, pues suman los siete concejales necesarios para arrebatarle el poder a la izquierda. PSPV-PSOE logra cinco ediles y Podemos solo uno.